BREAKINGVIEWS-Carlos Slim, empujado justo hacia donde quiere ir

miércoles 9 de julio de 2014 18:42 ART
 

Por Jeffrey Goldfarb

NUEVA YORK, 9 jul (Reuters Breakingviews) - Carlos Slim está redefiniendo la ola mexicana. Su multimillonario negocio América Móvil aceptó desprenderse de una porción de su emporio de telecomunicaciones de 70,000 millones de dólares para satisfacer a los reguladores locales en materia de competencia.

Después de años de luchar en contra de un desmembramiento, la abrupta concesión sugiere que Slim está listo para acelerar la reubicación de su capital.

Convertirse en uno de los hombres más ricos del mundo normalmente depende de la dominancia. Es el caso de lo que ocurre con Slim, que controla el 80 por ciento de la telefonía fija de México y el 70 por ciento de la móvil.

Pese a que muchos han intentado reducir su tamaño desde que compró en 1990 el monopolio estatal Teléfonos de México, el presidente Enrique Peña Nieto es el primero en dar un golpe significativo.

América Móvil recortará su preponderancia por debajo de un 50 por ciento, pero aún puede moldear el mercado de las telecomunicaciones escogiendo al comprador de sus activos, tal vez alguien de afuera como AT&T. Y recortar su dominio en un país de lento crecimiento difícilmente parezca oneroso.

Las operaciones de telecomunicaciones de Slim en Brasil, Colombia y Estados Unidos están sumando clientes a un mayor ritmo. También está volteando hacia Europa, con la compra de Telekom Austria y la mira puesta en la holandesa KPN .

También hay mejores caminos para apostar en México y Slim está inclinado hacia la televisión, una industria de la que las autoridades lo han excluido hasta ahora. Pero al disminuir su participación en el negocio de la telefonía y renunciar a la compra de una participación mayoritaria en el operador satelital Dish México se le podrían abrir otros caminos.

El acceso de la población a la televisión de pago es significativamente más bajo en México que en cualquier otro sitio de la región, de acuerdo con el grupo LAMAC.   Continuación...