IFR-Políticas de El Salvador en la mira antes de nueva emisión de deuda

lunes 9 de junio de 2014 18:45 ART
 

NUEVA YORK, 9 jun (IFR) - A medida que El Salvador se prepara para retornar a los mercados de capitales internacionales con un nuevo bono, los inversores y analistas tienen puesta la atención en el nuevo presidente electo y ex guerrillero rebelde, Salvador Sánchez.

Tras ganar las elecciones con uno de los márgenes más ajustados en la historia del país, Sánchez caminará por una delgada línea para asegurar la mayoría de dos tercios que requiere en el Congreso para aprobar la emisión, que El Salvador necesita para refinanciar deuda de corto plazo.

Pero Sánchez también deberá enviar a los mercados un mensaje claro sobre su política económica, o de lo contrario prepararse a pagar un costo para atraer a los inversores hacia la oferta.

"Creo que va a depender del discurso que tenga el nuevo Gobierno. Si es un discurso de izquierda, la emisión será más costosa para ellos", dijo Carl Ross, analista jefe de deuda soberana de Grantham Mayo can Otterloo.

"Si Sánchez gira hacia el centro, lo que parece que está haciendo, y lo combina con la capacidad de llevar a su partido con él, serían capaces de emitir a rendimientos cercanos a los que se están negociando las notas en circulación", agregó.

La inversión extranjera en el país ha estado rezagada por años, lo que resultó en un estancamiento económico y amplios déficit de cuenta corriente y fiscal.

"Creo que van a ser capaces de emitir, pero van a sudar", aseguró Patrick Esteruelas, analista senior de deuda soberana en Emso Partners. "El Salvador se beneficia de una continua inversión doméstica, pero francamente hablando es un caso perdido económicamente".

Los bonos internacionales de El Salvador se han beneficiado de una fuerte demanda por la líquida deuda soberana de mercados emergentes en los últimos meses, con una baja del rendimiento de su deuda de 1.000 millones de dólares al 7,65 por ciento al 2035, de 85 puntos básicos a 7 por ciento desde principios de año.

Las notas alcanzaron un retorno de hasta un 9 por ciento en el periodo previo a las elecciones presidenciales de febrero.

REUTERS MF JLL