TEXTO-Banco central México deja estable tasa de referencia en 3.50 pct

viernes 25 de abril de 2014 11:11 ART
 

(Comunicado de política monetaria del Banco de México)
    
    La Junta de Gobierno del Banco de México ha decidido
mantener en 3.5 por ciento el objetivo para la Tasa de Interés
Interbancaria a un día. 
    La economía mundial ha continuado recuperándose
moderadamente, impulsada principalmente por algunas economías
avanzadas. En Estados Unidos, después del debilitamiento que se
observó al principio del año en buena medida por factores
climáticos, la economía retomó un mayor dinamismo.
    Se anticipa que la actividad económica en ese país siga
fortaleciéndose en los siguientes meses y que, a pesar de que se
prevé que la inflación se mantenga en niveles bajos, la Reserva
Federal continúe con el proceso gradual de normalización de su
política monetaria.
    En consecuencia, en las últimas semanas se ha observado una
disminución de la incertidumbre en los mercados financieros
internacionales, por lo que se han renovado los flujos de
capitales hacia los mercados emergentes y acentuado aquellos
hacia los países de la periferia de la zona del euro. 
    En dicha zona la recuperación sigue siendo frágil y la
información disponible apunta a que prevalecerán tasas de
inflación muy reducidas por un periodo prolongado, existiendo
incluso en algunos países el riesgo de deflación. 
    En las economías emergentes las expectativas de crecimiento
han continuado revisándose a la baja, principalmente como
reflejo de la evolución de su demanda interna y de la
desaceleración de China. 
    Las condiciones en los mercados financieros de estas
economías se han estabilizado recientemente, en parte debido a
la respuesta de política económica en algunas de ellas, pero
fundamentalmente debido a una percepción más favorable sobre la
política monetaria en Estados Unidos, la cual podría cambiar
hacia adelante. 
    En balance, las perspectivas para el crecimiento económico
mundial han mejorado marginalmente, prevaleciendo ciertos
riesgos a la baja. 
    Por su parte, se prevé que la inflación mundial continúe en
niveles reducidos y, en el caso de la mayoría de las economías
avanzadas, incluso por debajo del objetivo de sus bancos
centrales, por lo que se espera que estos mantengan por un
periodo todavía prolongado una postura de política monetaria
acomodaticia. 
    La información disponible sobre la actividad económica en
México en el primer trimestre sugiere un crecimiento menor al
esperado hace algunos meses.
    Sin embargo, en el margen algunos componentes de la demanda
agregada han comenzado a mostrar un desempeño más favorable. En
particular, las exportaciones han aumentado y el gasto público
ha presentado un mayor dinamismo. 
    Asimismo, se aprecia una incipiente mejoría en algunos
indicadores del consumo y la inversión privados. 
    Por otro lado, si bien se han continuado creando nuevos
empleos, se mantienen condiciones de holgura amplias, tanto en
el mercado laboral como en la economía en su conjunto. 
    En suma, se considera que prevalecen riesgos a la baja para
el crecimiento de la actividad económica, aunque el balance de
estos mejoró marginalmente. 
    En todo caso, no se perciben presiones sobre la inflación
derivadas del comportamiento esperado de la demanda agregada.
    Conforme se había previsto, desde la segunda quincena de
enero la inflación general anual ha presentado una tendencia a
la baja, para ubicarse en niveles claramente por debajo de 4 por
ciento.
    La trayectoria de la inflación subyacente anual también ha
sido favorable. En particular, después de que su variación
mensual se elevó en enero de 2014, las correspondientes a
febrero y marzo fueron las menores para esos meses desde que se
tiene registro. 
    En cuanto a la inflación no subyacente anual, su disminución
reciente obedece en lo principal al desvanecimiento de los
efectos adversos de choques climáticos que en meses previos
afectaron el subíndice de productos agropecuarios.
     Así, los cambios en precios relativos que se registraron a
finales de 2013 y principios de 2014, incluyendo los derivados
de las medidas tributarias, no dieron lugar a efectos de segundo
orden sobre el proceso de determinación de precios en la
economía.
    Como reflejo de lo anterior, las expectativas de inflación
para el presente año se han revisado a la baja, ubicándose por
debajo de 4 por ciento, mientras que las correspondientes a
horizontes de mayor plazo han permanecido estables. 
    En suma, se considera que el balance de riesgos asociado a
la inflación se mantuvo sin cambio respecto a la decisión
anterior. 
    Teniendo en consideración lo expuesto, la Junta de Gobierno
ha decidido mantener en 3.5 por ciento el objetivo para la Tasa
de Interés Interbancaria a un día, en virtud de que estima que
la postura monetaria es congruente con la convergencia eficiente
de la inflación a la meta de 3 por ciento. 
    No obstante, la Junta se mantendrá atenta a todos los
factores que pudieran afectar a la inflación y a sus
expectativas para horizontes de mediano y largo plazos, en
particular a la evolución del grado de holgura en la economía. 
    Asimismo, vigilará las implicaciones que sobre las
previsiones para la inflación tenga la postura monetaria
relativa de México frente a la de Estados Unidos, con el fin de
estar en condiciones de alcanzar la meta de inflación señalada. 

 (Redacción Ciudad de México)