Euro cae tras palabras de funcionarios del BCE; monedas emergentes se debilitan

martes 11 de marzo de 2014 18:00 ART
 

Por Richard Leong

NUEVA YORK, 11 mar (Reuters) - El euro cedió terreno el martes frente al dólar y el yen, después de que funcionarios del Banco Central Europeo indicaron que los operadores podrían haber pasado por alto el mensaje de que el banco aún podría actuar para estimular la economía de la zona euro.

Las divisas de mercados emergentes se desplomaron ante una caída de los precios de las materias primas causada por la preocupación sobre el crecimiento de China. Los precios del cobre bajaron a su peor nivel en más de tres años, en parte debido a ventas de inventarios chinos para financiar acuerdos.

La moneda de Chile, un gran exportador de cobre, se desplomó a su nivel más bajo en casi cinco años contra el dólar estadounidense.

La semana pasada, la moneda única se fortaleció a máximos de dos años y medio frente al billete verde después de que el BCE se abstuvo de introducir medidas no convencionales para evitar la deflación, y tras comentarios del presidente de la entidad, Mario Draghi, que fueron considerados como de línea dura.

El vicepresidente del BCE, Vítor Constâncio, dijo a la agencia de noticias MNI que el BCE redactó en forma más precisa su orientación a futuro en su reunión de política monetaria de marzo al enfatizar la debilidad de la economía de la zona euro.

El euro perdió un 0,07 por ciento frente al dólar, a 1,3866 dólares, retrocediendo aún más desde el máximo de dos años y medio de 1,3915 dólares alcanzado el viernes.

Frente al yen, la moneda única cedía un 0,4 por ciento, a 142,64 yenes, alejándose de un reciente máximo de dos meses de 143,79 yenes.

Frente a la moneda nipona, el dólar operaba con una pérdida del 0,3 por ciento, a 102,95 yenes.

El peso chileno estuvo entre las monedas de peor desempeño en el mercado emergente, cayendo un 1,1 por ciento a 575,13 unidades por dólar. El peso mexicano perdió un 0,4 por ciento, mientras que el rand sudafricano cedió un 0,9 por ciento. (Reporte adicional de Anirban Nag en Londres)