Gobierno español discutirá cambio en aval público al proyecto del Canal de Panamá

miércoles 19 de febrero de 2014 16:24 ART
 

Por Jose Elías Rodríguez y Sonya Dowsett

MADRID, 19 feb (Reuters) - El Gobierno español debatirá el jueves la modificación de un seguro de la empresa pública Cesce vinculado a las obras de ampliación del Canal de Panamá de forma que pueda servir de aval financiero para Sacyr, dijeron el miércoles dos fuentes familiarizadas con la situación.

El contrato de seguro, de unos 200 millones de dólares, fue firmado en el 2009 como contragarantía a parte de la póliza de seguro de 400 millones de dólares suscrita por Zurich ante la eventualidad de que el ambicioso y costoso proyecto no se ejecutara.

Sin embargo, ahora el consorcio quiere que esta contragarantía sea modificada para que sirva de aval a la parte de nueva financiación que asumiría el grupo de empresas integrado por la española Sacyr, la italiana Salini Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA.

Una de las fuentes dijo que la comisión delegada de asuntos económicos acordaría en su reunión semanal esta modificación por la importancia que tiene para España y sus empresas la reanudación de los trabajos en un proyecto de esta envergadura.

"Es muy probable que la comisión delegada acuerde mañana convertir la garantía de Cesce en un aval para que Sacyr consiga financiación", dijo esta fuente.

Ni Sacyr, ni Cesce, ni el Ministerio de Economía, del que depende esta aseguradora, hicieron comentarios.

Las obras del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá se encuentran paradas desde hace semanas por la disputa por unos sobrecostos de 1.600 millones de dólares que mantienen el consorcio de Sacyr y las autoridades panameñas.

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) dijo el martes, tras vencer el enésimo ultimátum, que las posiciones entre las partes seguían siendo "distantes".

Las negociaciones estarían estancadas, según fuentes cercanas, en la conversión de la garantía de 400 millones de dólares de Zurich en un préstamo con el que el consorcio conseguiría liquidez inmediata para retomar las obras porque la aseguradora no quiere asumir en solitario el riesgo de un eventual impago. (Editado por Jesús Aguado)