28 de enero de 2014 / 16:56 / hace 4 años

BREAKINGVIEWS-Canal de Panamá puede y debe evitar un colapso del proyecto

(El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son personales)

Por Fiona Maharg-Bravo

MADRID, 28 ene (Reuters Breakingviews) - La expansión del Canal de Panamá es una maravilla de la ingeniería y como tal, el proyecto de 3.200 millones de dólares para construir nuevas esclusas, que dejen pasar a enormes buques tanqueros por el centenario curso de agua entre el Pacífico y el Atlántico, probablemente no iba a ser fácil.

Las dos partes están entrampadas en una amarga disputa, pero al menos tienen importantes incentivos para evitar que el proyecto colapse.

Los costos están siendo 50 por ciento mayores a lo previsto por los contratistas, que lidera la constructora española Sacyr .

Los constructores dicen que defectuosos estudios geológicos del terreno tienen la mayor parte de la culpa.

La Autoridad del Canal de Panamá, la agencia gubernamental que paga por los trabajos, ha rechazado hasta ahora los reclamos por los sobrecostos de 1.600 millones de dólares.

Hay un proceso de arbitraje en tres etapas para prorratear los costos adicionales, pero tomará años. Mientras, la pregunta clave es cómo financiar el 30 por ciento que falta de la obra y no está claro cuánto dinero se necesita.

Los constructores han usado ya un avance en efectivo de 784 millones de dólares y han aportado 280 millones de dólares de su propio dinero el proyecto. Ya habían amenazado con suspender los trabajos a menos que se alcanzara un acuerdo para el 20 de enero, pero ahora han postergado la decisión para el 1 de febrero.

Una posibilidad es que los contratistas aporten 100 millones de dólares adicionales y dispongan de 400 millones de dólares de un bono de desempeño emitido por Zurich Insurance. El bono, que está respaldado por los contratistas y las agencias de crédito a la exportación de España, Italia y Bélgica, podría convertirse en un préstamo a los constructores.

La autoridad del canal, al mismo tiempo, podría evitar tratar de conseguir la devolución de un avance en efectivo hasta la decisión arbitral.

La financiación extra aumentaría el riesgo para el consorcio. Si el arbitraje le es desfavorable podría vaciar seriamente sus bolsillos. Pero retirarse de una obra tan destacada perjudicaría su reputación.

Del otro lado, la autoridad del canal no quiere que los trabajos paren. No será fácil encontrar un reemplazo para el consorcio actual y podría causar años de retraso.

Los franceses comenzaron la construcción del canal original en Panamá en 1881, pero abandonaron el proyecto al quedarse sin dinero y por una alta tasa de mortalidad. Los estadounidenses eventualmente lo terminaron en 1914, 33 años después.

La historia no necesita repetirse. (Editado en español por Javier López de Lérida-)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below