Conservador Hernández asume presidencia de Honduras prometiendo mano dura contra violencia

lunes 27 de enero de 2014 15:56 ART
 

Por Gustavo Palencia

TEGUCIGALPA, 27 ene (Reuters) - Frenar la creciente violencia del narcotráfico será uno de los mayores retos para el nuevo presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, el conservador que asumió el lunes en el empobrecido país prometiendo cero tolerancia y llamando a Estados Unidos a reconocer su responsabilidad en el asunto.

Con un promedio de 20 muertes al día, Honduras sufre por la rampante ferocidad de los cárteles mexicanos del narcotráfico, un problema que le quita el sueño a los ciudadanos. Hernández, un abogado de 45 años, asegura que tendrá mano de hierro.

"Cualquier política que establezca Honduras para combatir la inseguridad debe tener como eje fundamental el combate a la droga, el narcotráfico, el crimen organizado, el lavado de activos y en consecuencia cero tolerancia y punto", dijo en su ceremonia de asunción.

Para ello, anunció que buscará el apoyo de Colombia y México. Pero también pidió una mayor participación de Estados Unidos, el principal consumidor mundial de estupefacientes y destino de la mayoría de droga que transita por Honduras.

"Nos parece un asunto de doble moral que mientras nosotros ponemos los muertos, la sangre de nuestro pueblo, y peleamos con escasos recursos propios, el tema de la droga para Norteamérica sea sólo un tema de salud", dijo el flamante mandatario. "Eso no es justo".

Hernández, del oficialista Partido Nacional, busca utilizar una policía militar recientemente creada para contener la ola de violencia en la segunda nación más pobre del hemisferio.

Poderosas organizaciones criminales como el cártel de Sinaloa aumentaron su presencia en tierras hondureñas para fabricar drogas sintéticas y traficar cocaína de Sudamérica a Estados Unidos, corrompiendo a las autoridades y sembrando aún más violencia de la que ya causaban las pandillas juveniles.

Como legislador, Hernández impulsó una reforma para darle al Ejército funciones policiales ante la extendida corrupción de la fuerza civil. Sus adversarios dicen que su propuesta de crear una policía militar con 5,000 es un retroceso en la frágil institucionalidad del país.   Continuación...