BREAKINGVIEWS-Escándalo por préstamo en Honduras pone a prueba al jefe del Banco Mundial

miércoles 15 de enero de 2014 18:00 ART
 

(El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Sus opiniones son personales)

Por Christopher Swann

NUEVA YORK, 15 ene (Reuters Breakingviews) - La meta del nuevo presidente del Banco Mundial, Jim Kim, de reducir en 400 millones de dólares el presupuesto del prestamista multilateral se acaba de poner más difícil.

La institución, que tiene su sede en Washington, ha sido criticada por prestar dinero a una empresa hondureña acusada de comportamiento abusivo, por lo que podría verse tentada a aumentar los trámites. Eso demoraría un ya lento proceso de préstamos e interferiría con los esfuerzos para reducir la pobreza.

El discutido crédito de 15 millones de dólares a la compañía agrícola Dinant destaca un dilema clave para el Banco Mundial. Accionistas como Estados Unidos y Alemania mantienen al financista apegado a los más altos criterios éticos. Todos los préstamos son meticulosamente revisados para garantizar que no involucran sobornos ni dañan al medioambiente o a la población local.

El banco, sin embargo, debe operar en algunos de los países más corruptos e inestables del mundo, donde -no por casualidad- viven muchas de las personas más pobres del mundo.

Esta tensión ayuda a explicar porque conseguir préstamos del Banco Mundial se ha vuelto algo que consume mucho tiempo y porque muchos países prefieren pedir prestado a rivales que exigen menos condiciones, especialmente a China o bancos de desarrollo locales como el brasileño BNDES.

Esperar la perfección del banco, como muchos gobiernos y organizaciones de beneficencia parecen hacerlo, lo hace menos eficaz. También entrega participación de mercado a prestamistas con estándares mucho menores.

Así que los partidarios del Banco Mundial deben esperar que Kim no se desvíe de sus esfuerzos por hacer más eficiente su burocracia, comenzando con un recorte de un 8 por ciento de su presupuesto anual de 5.000 millones de dólares durante los próximos tres años.   Continuación...