Banco Mundial no investigó adecuadamente a compañía hondureña: supervisor

viernes 10 de enero de 2014 20:30 ART
 

Por Jason Lange

WASHINGTON, 10 ene (Reuters) - Un organismo de supervisión interna del Banco Mundial reprendió al prestamista el viernes por no hacer las averiguaciones correspondientes en un préstamo otorgado a una compañía hondureña que estaría vinculada a múltiples asesinatos y tráfico de drogas.

El supervisor dijo que la Corporación Financiera Internacional (CFI) -unidad del banco que fomenta la inversión privada en países empobrecidos- debió ser más cuidadosa al investigar a Corporación Dinant, con sede en Tegucigalpa, antes de aprobar el programa de préstamos por 30 millones de dólares.

Una búsqueda normal de artículos periodísticos exigida por las normas del Banco Mundial habría dado con las acusaciones contra el dueño de Dinant de planear el asesinato de un activista ambiental y e que sus propiedades eran utilizadas por narcotraficantes, dijo en un reporte la CAO (iniciales en inglés de la oficina del ombudsman de la CFI).

La CAO dijo que no trató de verificar la autenticidad de los reportes y destacó que el empresario fue exonerado de los cargos de asesinato. Sin embargo, su sola existencia debió encender las alarmas porque podrían dañar la reputación del Banco Mundial.

"El personal de CFI sabía de estas acusaciones y percepciones y no supo como manejarlas" o no realizó la búsqueda de noticias requerida, dijo la CAO, agregando que sus investigadores realizaron búsquedas de noticias con los mismos parámetros dictados por las normas del Banco Mundial.

CFI aprobó el programa de préstamo en 2009 para ayudar a Dinant a desarrollar su negocio de aceite de palma y alimentos. CAO hizo una auditoría del proyecto en el 2012.

A través del préstamo, la CFI se involucró indirectamente en una de las disputas de tierras más álgidas de América Central.

Dinant opera en una fértil región cerca de la costa caribeña de Honduras que ha sido lugar de violentos enfrentamientos en los que han muerto más de 100 personas desde el 2009, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Honduras.   Continuación...