Dólar cae presionado por bajo rendimiento de bonos y datos sobre consumo

martes 26 de noviembre de 2013 19:19 ART
 

Por Wanfeng Zhou

NUEVA YORK, 26 nov (Reuters) - El dólar retrocedió el martes contra el euro y el yen, afectado por una baja en el rendimiento de los bonos estadounidenses y por datos que indicaron que la confianza de los consumidores en Estados Unidos cayó inesperadamente en noviembre.

El euro también ganó terreno en base a especulaciones de que los datos de inflación de la zona euro, que se conocerán esta semana, podrían mostrar un leve incremento, lo que reduciría la necesidad de una mayor flexibilización monetaria por parte del Banco Central Europeo.

La confianza de los consumidores estadounidenses cayó en noviembre por preocupaciones en torno al empleo y las perspectivas de ganancias, según un informe del sector privado, pero la reacción fue limitada porque los mercados mermaban su actividad de cara al feriado del jueves por el Día de Acción de Gracias.

El euro se apreció un 0,4 por ciento a 1,3570 dólares , luego de haber tocado un máximo de sesión a 1,3574 dólares y de haber desencadenado compras técnicas por encima de 1,3560 dólares.

Los pronósticos estiman la inflación preliminar de la eurozona en un 0,8 por ciento interanual, por encima del 0,7 por ciento de octubre. El mes pasado, luego de una fuerte baja en la inflación, el BCE redujo las tasas a mínimos históricos, lo que colocó al euro cerca de un piso de dos meses.

El índice dólar cayó hasta 80,610, su marca más baja desde el 20 de noviembre. El índice cerró con una baja del 0,4 por ciento, a 80,612.

El índice dólar se ha movido desde hace tiempo en línea con los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años, que el martes retrocedieron luego de que datos económicos dispares sugirieron que la Reserva Federal continuaría con su programa de estímulo el año que viene.

Otros datos publicados el martes mostraron que los permisos para construcciones de viviendas en Estados Unidos treparon en octubre a un máximo en casi cinco años y medio.   Continuación...