25 de septiembre de 2013 / 19:35 / en 4 años

SONDEO-Analistas no ven recesión en México por lluvias, mayor gasto impulsaría economía

6 MIN. DE LECTURA

* Crecimiento del tercer trimestre sería débil pero no llevaría a recesión

* Impacto en agricultura y turismo se verían compensado por reconstrucción

Por Jean Arce y Dave Graham

MEXICO DF, 25 sep (Reuters) - La economía de México vería un débil avance en el tercer trimestre y eludiría una recesión, pese a los severos daños ocasionados por las lluvias e inundaciones que golpearon al país en las últimas semanas, de acuerdo con analistas consultados por Reuters.

Dos tormentas simultáneas, Manuel en el Pacífico e Ingrid en el Golfo de México, golpearon a 24 de los 32 estados del país, dejando al menos 130 muertos y varias decenas de desaparecidos, además de la posibilidad de perder algunas décimas en el anémico Producto Interno Bruto (PIB) de este año.

El PIB de México se contrajo sorpresivamente un 0.7 por ciento en el segundo trimestre, poniendo a la segunda economía de América Latina en camino de su peor año desde el 2009.

Un total de 16 analistas encuestados coincidieron en que los principales daños se habrían enfocado en sectores como la agricultura y el turismo, cuyo aporte al Producto Interno Bruto (PIB) es relativamente pequeño.

Actividades clave para la segunda economía de América Latina como las manufacturas casi no registraron afectación.

"Calculo que como un 20 por ciento del Producto Interno Bruto va a estar afectado", dijo Raúl Feliz, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas, quien estimó que el PIB del tercer trimestre podría estar "muy cerca de cero crecimiento".

El CIDE, con un pronóstico del 0.3 por ciento, se ubica en el extremo más bajo de los estimados obtenidos para el PIB del tercer trimestre en cifras ajustadas por estacionalidad, cuya mediana resultó en 0.8 por ciento.

Los economistas difieren acerca de la severidad del impacto del desastre en el corto plazo, aunque los más pesimistas creen que podría restarle hasta un 0.5 por ciento al PIB del trimestre.

La mayor parte de datos económicos para el periodo que culmina la semana próxima aún no han sido publicados, mientras que la cifra oficial del PIB no se conocerá hasta fines de noviembre.

Los expertos hicieron hincapié en que el desastre natural recrudecería una tendencia de debilidad, que obedece principalmente a una desaceleración de la demanda de exportaciones mexicanas.

El Gobierno aún no ha presentado un estimado oficial del monto de los daños, que incluye la destrucción de puentes, carreteras y escuelas además de los efectos en propiedad privada como cultivos, viviendas e infraestructura hotelera en el popular balneario de Acapulco, en la costa del Pacífico.

"Es un hecho que habrá recursos destinados a la construcción que generarán empleos, que generarán actividad económica en virtud de la reconstrucción", dijo el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray a la radio local MVS.

"Pero también es un hecho que hay otras cosas que se dejarán de hacer puesto que tanto el sector privado como el sector público habremos de destinar recursos a la reconstrucción en lugar de otras cosas", agregó.

El funcionario dijo que aun con los desastres naturales, la economía mexicana podrá alcanzar una expansión del 1.8 por ciento este año.

Oportunidad Para Invertir

El presidente Enrique Peña Nieto advirtió que el presupuesto nacional del 2014, que actualmente se discute en el Congreso, deberá ajustarse para dirigir más fondos a trabajos de reconstrucción ya que es seguro que los recursos previstos para este tipo de contingencia serán insuficientes.

"Es una buena oportunidad para el gobierno para invertir en construcción, en infraestructura, en volverle a meter dinero donde ya estaba. Y yo siento que eso termina pesando más", opinó Jorge Gordillo, subdirector de análisis de CI Banco.

De acuerdo con el sondeo, las obras de reconstrucción sumarían a favor de la economía en el cuarto trimestre, donde el crecimiento esperado es de 1.20 por ciento a tasa desestacionalizada, según la mediana de los pronósticos.

Sectores clave de la economía como el energético, sufrieron afectaciones cuya magnitud aún se desconoce. La petrolera estatal Pemex debió evacuar la semana pasada tres plataformas de su campo marino Arenque y cerró 24 pozos en su campo Ebano-Pánuco.

Además, activó procedimientos de emergencia en su refinería Francisco Madero, sobre la costa del Golfo de México, cuya capacidad de proceso es de 180,000 barriles de crudo por día.

La estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) declaró fuerza mayor en su terminal de importación de Gas Natural Licuado (GNL) de Manzanillo, en el Pacífico, después de que el huracán Manuel dañó un gasoducto.

Otras cifras señalan que las lluvias dejaron atrapados a unos 40,000 turistas en el puerto de Acapulco e inundaron unas 43,000 escuelas, equivalentes a casi 20 por ciento del total existente en el país.

En tanto, un representante de la cámara azucarera local dijo a Reuters que la cosecha 2013/2014 que se inicia en noviembre no se vería muy afectada por las lluvias.

La noche del martes, el jefe del banco central mexicano, Agustín Carstens, dijo que la desaceleración que está experimentando la economía mexicana es temporal y debería regresar a tasas de crecimiento del 3 por ciento a comienzo de 2014. (Con reporte adicional de Ana Isabel Martínez y Noé Torres)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below