Acciones europeas caen por nuevo golpe de agitación en zona euro a bancos

miércoles 3 de julio de 2013 14:08 ART
 

Por Alistair Smout

LONDRES, 3 jul (Reuters) - Las acciones europeas cayeron el miércoles arrastradas por el sector bancario, en medio de la agitación política que vive Portugal que hizo que la bolsa local sufra su peor jornada en dos años y amenaza con reavivar la crisis de deuda de la zona euro.

Las acciones de bancos de la zona euro cayeron un 1,8 por ciento, convirtiéndose en el sector que sufrió la mayor pérdida, luego de que el Gobierno portugués convocó a negociaciones de urgencia sobre su futuro.

El Gobierno ha sufrido esta semana una serie de renuncias en el gabinete que alimentaron la confusión política en el país, podrían llevar a elecciones anticipadas y hasta causarían que el FMI y la UE decidan el final del programa de rescate financiero de Portugal.

Eso hizo que los rendimientos de los bonos del país subieran más de un 8 por ciento y que el índice bursátil de acciones líderes PSI 20 cayera un 5,3 por ciento.

Dudas sobre la capacidad de Grecia de cumplir con las condiciones de su rescate financiero internacional se sumaron a los temores sobre un nuevo recrudecimiento de la crisis de deuda.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró con un descenso del 0,68 por ciento, a 1.150,90 puntos.

También volvieron a surgir preocupaciones en los mercados emergentes.

El presidente de Egipto enfrentaba un golpe militar, mientras que datos de China revelaron más señales de que la segunda mayor economía del mundo está perdiendo impulso. El índice de acciones de recursos básicos bajó un 1,3 por ciento.

Los títulos del índice FTSEurofirst 300 que más perdieron fueron los de la empresa energética EDP, que se hundieron un 6,4 por ciento, mientras que los papeles de Banco Espirito Santo y de Banco Comercial Portugues se desplomaron un 11 por ciento y un 12,9 por ciento, respectivamente.

Recortes de crédito también golpearon a bancos. La agencia Standard & Poor's rebajó la calificación de Barclays, Credit Suisse y Deutsche Bank por preocupaciones de que reglas más estrictas y condiciones de mercado inciertas reduzcan los ingresos. (Reporte adicional de Blaise Robinson and Carmel Crimmins. Traducido por Patricio Abusleme)