Colombia presentará plan para eliminar tres ceros al peso: ministro de Hacienda

lunes 10 de junio de 2013 17:03 ART
 

LONDRES, 10 jun (Reuters) - Colombia quiere quitarle tres ceros a la moneda local, el peso, una medida que podría ponerse en práctica tan pronto como a mediados del 2014 cuando finaliza el actual mandato presidencial, dijo el lunes el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

El peso, que actualmente se negocia en 1.900 unidades por dólar, es la moneda latinoamericana con menor valor ante el dólar tras el guaraní paraguayo. El presidente Juan Manuel Santos ya había mencionado un cambio en la denominación cuando asumió en 2010.

"Es un asunto muy importante en la agenda del presidente Santos y estamos viendo cuál es el momento apropiado para presentar la propuesta al Congreso", dijo Cárdenas en una entrevista con editores de Reuters en Londres, donde realiza una gira que tiene como objetivo captar inversiones extranjeras para el país sudamericano.

"Puedo decirles que tengo en mi escritorio un borrador de lo que presentaremos al Congreso para eliminar esos tres dígitos, tres ceros (...) es algo que haremos cuando lo consideremos apropiado", añadió.

Inversores extranjeros en Colombia tienen dificultades con cifras que a veces tienen 12 ceros y se confunden entre miles de millones y billones.

Cárdenas no quiso comprometer un calendario para la medida, pero dijo que puede ocurrir en el actual período presidencial que termina en el 2014. Cuando la propuesta vaya al parlamento debería de aprobarse rápido, dijo.

"Es algo que haremos, en lo que estamos trabajando. Hará la vida más fácil para todos", añadió.

Países que han recortado dígitos a su moneda incluyen a México en 1993, Rusia en 1998, Turquía en 2005 y Ghana en 2007. Venezuela eliminó tres ceros a su moneda, el bolívar, el primero de enero del 2008. Entre los países desarrollados, Francia cambió el valor del franco en la década de 1960.

Cárdenas dijo que hay apoyo para el cambio, pero que algunos críticos están preocupados por el costo de imprimir nuevos billetes y otros temen a pérdidas al redondear precios en los nuevos valores de la moneda. (Por Sujata Rao y Carolyn Cohn; Editado en español por Javier López de Lérida)