TEXTO-Anuncio de política monetaria del Banco de México del 26 de abril

viernes 26 de abril de 2013 11:17 ART
 

MEXICO DF, 26 abr (Reuters) - A continuación el texto completo del comunicado de política monetaria del Banco de México (central):

La Junta de Gobierno del Banco de México ha decidido mantener en 4.0 por ciento el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día.

La actividad económica mundial sigue mostrando señales de debilidad, presenta diferencias importantes entre regiones y continúa siendo dependiente de los estímulos monetarios y fiscales en los países avanzados. En Estados Unidos, después de un crecimiento mayor al previsto en los primeros meses del año, la reciente pérdida de dinamismo de algunos indicadores ha debilitado la recuperación de dicha economía. En la zona del euro, el necesario esfuerzo de consolidación fiscal, la fragilidad del sistema bancario y el proceso de desendeudamiento en curso en las economías de la periferia mantienen a la región en recesión. En Japón, las perspectivas de crecimiento de la actividad económica en el corto plazo han mejorado ante el anuncio de un mayor estímulo fiscal y uno monetario sin precedente, aunque persisten dudas de la efectividad de la estrategia en el mediano plazo, principalmente por la incertidumbre respecto de los canales de transmisión a través de los que operaría. El crecimiento de las economías emergentes parece haberse moderado, en respuesta a la debilidad en los países avanzados. En balance, aún prevalecen importantes riesgos a la baja para el crecimiento económico mundial. Así, en un entorno en el que la actividad económica mundial sigue débil, con trayectorias a la baja de los precios internacionales de las materias primas y en el que se prevé un panorama inflacionario favorable en la mayoría de los países, se anticipa que la política monetaria siga siendo acomodaticia en gran parte de las economías avanzadas y emergentes. Inclusive, en algunos casos, podrían tener lugar relajamientos adicionales.

Las condiciones en los mercados financieros internacionales han presentado una mejoría gradual, si bien con cierta volatilidad, en respuesta a las medidas adoptadas por las autoridades de las principales economías avanzadas. Al ser México una economía altamente integrada comercial y financieramente con el exterior, en particular con Estados Unidos, dicha mejoría se ha visto reflejada en los mercados financieros nacionales. En particular, el creciente flujo de capitales hacia el país ha propiciado una considerable apreciación del peso y disminuciones en las tasas de interés de mercado.

Derivado del menor dinamismo de la economía mundial, diversos indicadores de la actividad económica en México han registrado una desaceleración. La demanda externa y algunos indicadores del consumo continúan presentando signos de debilidad. El déficit de la cuenta corriente se encuentra en niveles reducidos y plenamente financiables con fuentes estables. Ello, junto con la evolución de los mercados de insumos, en particular el laboral y el de crédito, ha contribuido a que no se hayan presentado y que no se anticipen en el futuro previsible presiones inflacionarias de carácter generalizado. En suma, prevalecen riesgos a la baja para la actividad económica en México derivados principalmente de la posibilidad de que la reciente desaceleración de la economía de Estados Unidos pudiera intensificarse. (Redacción México)