IFR-Demanda por oferta dual de Costa Rica alcanzó los 10.000 mln dlr

martes 23 de abril de 2013 22:30 ART
 

23 abr (IFR) - Costa Rica (Baa3/BB/BB+) logró una demanda por hasta 10.000 millones de dólares para una emisión de bonos en dos tramos a 12 años y 30 años, lo que le permitió alcanzar una prima prácticamente nula en el papel de corto plazo.

Al separar los dos tramos en emisiones de 500 millones de dólares cada una, Costa Rica pudo permanecer dentro su límite de emisiones de este año de 1.000 millones de dólares y a la vez que cada bono califique para su inclusión en el índice.

La guía inicial de 4,625 por ciento para el papel con vencimiento en el 2025 fue considerada extremadamente barata para su curva, así como con la de otros emisores comparables en Centroamérica, por lo que su subsecuente estrechamiento no generó una nueva concesión luego de que fue colocada a la par para un rendimiento del 4,375 por ciento, o 266,9 puntos base sobre las notas del Tesoro.

Por otra parte, la guía inicial para el papel a 30 años en la parte alta de la zona del 5 por ciento fue teniendo en cuenta el diferencial de entre 25 y 35 puntos bases típicamente visto en las curvas de otros emisores soberanos latinoamericanos para plazos de 10 a 30 años.

Así que Costa Rica pudo ajustar el diferencial a cerca de 5 puntos base, cuando finalmente el papel a 30 años fue colocado a la par con un rendimiento del 5,625 por ciento o 272,1 puntos base sobre los títulos del Tesoro.

Eso contrasta con el rendimiento del 4,30 por ciento y el diferencial de 139,7 puntos base que logró Panamá en su papel a 40 años, apenas al inicio de esta semana.

Con el actual papel al 2023 de Costa Rica cotizando en alrededor del 4,08 por ciento, es decir 12 puntos base adicionales a la extensión de la curva, un banquero dijo que el valor adecuado para la emisión a 12 años se ubicaba en alrededor del 4,20 por ciento.

La sólida demanda para Costa Rica resalta las fuertes sumas de dinero que los inversores aún están dispuestos a poner a trabajar, mientras buscan rendimientos más allá de la curva, especialmente entre los emisores calificados con doble B y que típicamente no se aventuran al punto de los 30 años.

"Claramente hay mucho dinero allá afuera", dijo un analista. "Este es un país que está teniendo dificultades para controlar sus cuentas fiscales y aún así está 11 veces sobredemandado. Parece que hay demanda para papeles de mayor plazo de parte de los fondos de pensión y de las compañías aseguradoras, y el papel con un 5 por ciento luce muy bien", agregó.

Barclays y Deutsche Bank encabezan la operación. Las fechas finales de maduración son el 30 de abril de 2025 y 30 de abril de 2043. (Reporte de Paul Kilby)