Republicanos demandan a fiscal general EEUU por pesquisa armas

lunes 13 de agosto de 2012 16:10 ART
 

Por David Ingram y Donna Smith

WASHINGTON, 13 ago (Reuters) - Los miembros republicanos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos presentaron el lunes una demanda federal contra el más importante funcionario judicial del país, con el fin de obtener documentos sobre su labor en una operación para vincular las ventas de armas en Arizona a los cárteles mexicanos de la droga.

La demanda contra el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, probablemente signifique que el debate sobre una operación antiarmas denominada "Rápido y Furioso" se extenderá por meses.

El tema podría prolongarse más allá de las elecciones presidenciales de Estados Unidos que se realizarán el 6 de noviembre, donde el presidente demócrata Barack Obama se enfrentará al aspirante republicano al cargo Mitt Romney.

La postura de los republicanos en la operación "Rápido y Furioso" ha animado a los propietarios de armas, que son un amplio e importante bloque de votantes en estados como Pensilvania y que tienden a votar por los republicanos.

La demanda pide documentos que los republicanos dicen que son fundamentales para la investigación de la operación, pero Obama ha aducido privilegios del Ejecutivo.

En junio, los miembros republicanos de la Cámara de Representantes, controlada por este partido, votaron a favor de una acusación de desacato en contra de Holder por retener los documentos.

John Boehner, un miembro republicano de la Cámara de Representantes, dijo que la demanda era necesaria porque el Gobierno de Obama ha sido "obstruccionista".

En tanto, la portavoz de Justicia Tracy Schmaler dijo que el departamento que dirige Holder "siempre ha estado dispuesto a trabajar con el comité" (de la Cámara de Representantes que presentó la demanda).

"En su lugar, la Cámara de Representantes y el comité han dicho que prefieren litigar", dijo.

Analistas legales dijeron que podrían pasar meses para que el caso se abra camino en un Tribunal de Distrito de Estados Unidos y para que se inicie cualquier proceso de apelación posterior. (Reporte de Susan Heavey y Thomas Ferraro. Editado en español por Rodrigo Charme)