25 de junio de 2012 / 20:33 / hace 5 años

BREKINGVIEWS-AB InBev puede pagar alta suma para engullir Modelo

(El autor es columnista de Breakingviews. Sus opiniones son personales)

Por Raul Gallegos

NUEVA YORK, 25 jun (Reuters) - AB InBev tiene los ingredientes necesarios para elaborar una oferta por la participación de Modelo que no posee.

Engullirse el otro 50 por ciento de la cervecería mexicana le daría otro soporte sobre su rival en la región, Heineken , y permitiría al presidente ejecutivo, Carlos Brito, recortar costos. Éste podrá justificar el pago de al menos 15.000 millones de dólares, o un premio de un 29 por ciento frente a la valoración que hacen los inversores.

A lo mejor eso fue lo que incitó a la familia Modelo a sentarse a la mesa a negociar un acuerdo. Solían arrugar el ceño ante la idea de vender, incluso antes de que InBev se uniera a Anheuser Busch en el 2008. Ellos fueron a la corte a reclamar que la fusión se selló sin la aprobación de Modelo, y perdieron.

Ahora parecen ser compañeros de copas de nuevo, y la probada capacidad de Brito para controlar las operaciones debería de convencer a los accionistas de AB InBev de brindar por la unión.

Brito cumplió sus promesas tanto de reducir los costos como incrementar las ventas tras la incorporación de Anheuser Busch. Eso debería ofrecer la tranquilidad de que puede conseguir lo mismo con Modelo.

Si logra que el margen operacional de Modelo suba del 26 por ciento al 32 por ciento de AB InBev se sumarían 450 millones de dólares a la línea de resultados del próximo año, asumiendo que las ventas seguirán creciendo un 7 por ciento. Una vez pagados los impuestos y el gasto de capital, el valor sería de 3.400 millones de dólares, suficiente para cubrir el premio que se necesitó para pagarle a la familia 15.000 millones de dólares.

Algunas cervecerías de América Latina tienen márgenes de operación más altos, como el 60 por ciento de la unidad en Brasil de AB InBev, por ejemplo.

Pero no hay suficientes sinergias de costos para alcanzar ese nivel: AB InBev no tiene otra operación en la segunda economía de América Latina. Está en el resto de la región y recientemente superó a Heineken en una oferta por la cervecera dominicana CND.

Juntos, estos dos negocios son una buena señal de que AB InBev está haciéndose cargo de una de sus debilidades: la compra de Anheuser Busch inclinó sus ganancias demasiado hacia los mercados más desarrollados, donde el consumo de cerveza está bajando.

Sus acciones subieron un 2 por ciento el lunes por el hecho de que los inversores asimilaron el hecho de que AB InBev debe estar por servirse otro trago sin mucha espuma. (Editado por Javier López de Lérida)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below