ACTUALIZA 4-México investiga permisos Walmex por sobornos

jueves 26 de abril de 2012 01:28 ART
 

* Contraloría mexicana pedirá informes a EEUU
    * Presidente mexicano "muy indignado" por el caso
    * Senador oficialista dice sobornos son inaceptables
    * Pagos sospechosos por más de 24 millones de dólares

 (Añade declaración de presidente de México)	
    Por Miguel Angel Gutiérrez	
    MEXICO DF, 25 abr (Reuters) - México está investigando si la
minorista Walmex pagó sobornos para conseguir los permisos
federales que le permitieron abrir y operar un gran número de
tiendas en los últimos años, en medio del escándalo que envuelve
a la firma y que tumbó sus acciones.	
    Wal-Mart de México (Walmex), la minorista más
grande del país controlada por Wal-Mart, está en el ojo
del huracán desde que el diario New York Times publicó que la
compañía pagó millones de dólares en sobornos en México para
recibir permisos la década pasada y dominar así el mercado.
 	
    La Secretaría de la Función Pública (contraloría) dijo en un
comunicado que "en caso de que se detecten conductas irregulares
atribuibles a servidores públicos federales, el Gobierno federal
actuará en consecuencia".	
    La contraloría agregó que pedirá a Estados Unidos la
información disponible sobre el caso.	
    El presidente mexicano, Felipe Calderón, habló el miércoles
por primera vez sobre el caso en el marco de una visita a
Estados Unidos.	
    "A mí me tiene muy indignado. Yo creo que ciertamente una
empresa que ha generado muchos empleos en México tiene cosas
buenas, pero lo que no se vale es hacer negocio a base de
mordidas (sobornos)", dijo Calderón en una reunión con
inmigrantes mexicanos en Houston, Texas. 	
    La Secretaría de Economía de México había dicho el lunes por
la noche que no existían indicios de participación de
autoridades federales en el caso.	
    Si la contraloría encontrara evidencias de irregularidades,
podría pedir a la Procuraduría General de la República (PGR,
fiscalía federal) que abra una investigación penal para castigar
a los funcionarios, dijo una fuente de la fiscalía.	
    Sin embargo, la investigación de la contraloría no tendría
efectos sobre Walmex, pues su ámbito de injerencia es sobre
funcionarios públicos.	
    "Parece una maniobra dilatoria (...) Van a hacer la
investigación y si encuentran algo entonces plantearían un caso
criminal. Esto podría tomar años", dijo el investigador John
Ackerman, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).	
    "La SFP podría colocar a Wal-Mart en una lista negra para
futuros contratos gubernamentales, pero no pueden multar a
Wal-Mart, pueden multar y suspender a funcionarios públicos",
añadió.           
 	
    El senador del gobernante Partido Acción Nacional (PAN)
Guillermo Tamborrel dijo a Reuters que México no puede quedarse
con las manos cruzadas ante el escándalo, que involucra al mayor
empleador privado de México.	
    "No podemos aceptar que venga una trasnacional a sobornar, a
corromper a nuestras autoridades (...) Vivimos en el error que
estos centros comerciales que se instalan son sinónimo de
progreso y modernidad. No es así", dijo Tamborrel.	
	
    INVESTIGACION NO REVELADA	
    Las acciones de la compañía cerraron el miércoles con un
alza del 3.7 por ciento en la bolsa mexicana, a 37.55 pesos,
luego de desplomarse el lunes un 12.01 por ciento, su peor caída
en casi 14 años, y bajar el martes un 4.43 por ciento.	
    The New York Times publicó que un importante abogado de
Wal-mart recibió un correo electrónico de un ex
ejecutivo de Wal-Mart de México, en septiembre del
2005, en el que se describe cómo la filial mexicana, conocida
como Walmex, pagaba sobornos para conseguir permisos de
construcción.	
    Según el diario, Wal-Mart envió investigadores a Ciudad de
México y encontró registros de pagos sospechosos por más de 24
millones de dólares.  	
    No obstante, altos ejecutivos de la empresa cerraron la
investigación y no informaron ni a las autoridades de México ni
a las de Estados Unidos, hasta que el diario hizo saber a la
empresa que estaba reporteando el asunto, dijo el periódico.	
    La empresa de abogados Jones Day está encabezando la
investigación de la minorista e informando al comité de
auditoria del directorio, que está formado por cuatro miembros
independientes.	
    Deloitte es el apoyo contable de Jones Day en la
investigación que se inició en noviembre del 2011 y Cahill
Gordon & Reindel está oficiando de consejero legal externo para
el comité de auditoría, dijo Wal-Mart.	
    En tanto, Greenberg Traurig es la firma legal externa para
la revisión de cumplimiento de Wal-Mart que comenzó en marzo del
2011, y que reporta a Tom Gean, un ex fiscal de Arkansas que
trabaja para Wal-Mart desde el 2004 y que lleva las
investigaciones del caso.	
	
 (Reporte adicional de Alberto Fajardo, Elinor Comlay y Adriana
Barrera. Escrito por Anahí Rama y Tomás Sarmiento. Editado por
Lucila Sigal)