COLUMNA-Obama y la fallida guerra contra las drogas: Debusmann

lunes 16 de abril de 2012 17:21 ART
 

Por Bernd Debusmann

WASHINGTON, 16 abr (Reuters) - Mucho antes de que estuviera en posición de cambiar las políticas de su país, Barack Obama tenía visiones firmes sobre un problema complejo: "La guerra contra las drogas ha sido un fracaso absoluto. Necesitamos repensar y despenalizar nuestras leyes sobre la marihuana. Necesitamos repensar cómo estamos conduciendo la guerra contra las drogas".

Eso fue en enero del 2004, durante un debate en la Universidad Northwestern, cuando competía por una banca en el Senado de Estados Unidos. Para asegurarse de que su audiencia estudiantil entendiera su posición sobre el controvertido tema, agregó: "Actualmente, no estamos haciendo un buen trabajo".

Para muestra de un clásico giro, adelantémonos a abril del 2012 y a la cumbre en la ciudad colombiana de Cartagena de líderes latinoamericanos, muchos de los cuales han criticado abiertamente la guerra contra las drogas dirigida por Estados Unidos.

Más de tres años después de asumir la presidencia, Obama dejó en claro que no está a favor de legalizar las drogas o modificar las políticas que tratan a los consumidores como criminales.

"No me importa un debate alrededor de temas como la despenalización", dijo en la cumbre en Cartagena. "Yo personalmente no estoy de acuerdo en que esa sea una solución al problema", aclaró.

La despenalización significa eliminar las sanciones penal al uso de drogas. No es lo mismo que la legalización que, en su forma más pura, significa la abolición de todas las formas de control gubernamental sobre las drogas.

Obama también está en contra de eso. "No creo que la legalización de las drogas vaya a ser la respuesta", declaró.

Entonces, ¿cuál es la respuesta? En su primer año de mandato, Obama habló de hacer más hincapié en la reducción de la demanda -Estados Unidos es el mercado más rico para las drogas ilícitas- y menos en la aplicación de leyes punitivas que llenaron las cárceles del país con criminales de la droga y ayudaron a convertir a la nación en el máximo carcelero del mundo.   Continuación...