Brasil quiere mayor número piezas domésticas en autos: reporte

sábado 18 de febrero de 2012 15:13 ART
 

RIO DE JANEIRO, 18 feb (Reuters) - Brasil quiere incrementar el número de piezas de fabricación local en autos armados por su industria automotriz, una de las principales razones detrás de su interés en poner fin a un acuerdo de libre comercio con México, reportó el sábado el diario Estado de S. Paulo.

El Gobierno brasileño quiere evitar que la industria se convierta en un negocio de ensamblaje que obtenga gran parte de sus insumos en el exterior, afirma el diario. La industria automotriz brasileña es el mayor sector manufacturero de la sexta mayor economía mundial.

A los fabricantes brasileños, que incluyen a General Motors , Ford, Fiat y Volkswagen, se les exige que armen los vehículos con un contenido de fabricación nacional equivalente a un 65 por ciento del precio de venta, dijo Estado, citado a Sindipeças, la asociación de manufactureros de piezas para autos del país.

El 2011, Ford incrementó sus importaciones de piezas en Brasil en un 21 por ciento, mientras que Volkswagen las aumentó en un 32 por ciento en el año previo, reportó el diario. Funcionarios de las oficinas de Volkswagen y Ford en Sao Paulo no estuvieron disponibles inmediatamente para comentar la publiación de Estado de S. Paulo.

Es probable que los autos producidos en México que ingresan a Brasil y a otros miembros de la agrupación comercial Mercosur bajo un TLC para automóviles no cumplan con el contenido mínimo de un 50 por ciento mexicano exigido bajo ese acuerdo, informó Estado.

Poner fin o modificar ese acuerdo es esencial para salvar a los manufactureros brasileños que enfrentan las importaciones baratas de Asia y de otros países. Los fabricantes brasileños además han visto un declive en su participación en la industria automotriz en América Latina por el fortalecimiento de la moneda local, el real, contra el dólar.

El Gobierno brasileño ya ha elevado los impuestos sobre las importaciones y ofrecido incentivos económicos para que las automotrices construyan plantas en Brasil. (Reporte de Jeb Blount; Editado en español por Patricio Abusleme)