Sentido Común-Cambio a cómo medir la pobreza en México genera disputa, sospechas, críticas

miércoles 20 de julio de 2016 16:41 ART
 

20 jul (Sentido Común) - Pocas horas después de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, o Inegi, la agencia mexicana encargada de elaborar las cifras económicas y sociales de México, anunciara --con cierta gloria-- que había mejorado la forma como captaba el ingreso de las familias en México, estalló una tormenta.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, o Coneval, la entidad gubernamental encargada, entre otras atribuciones, de medir la pobreza, disparó un inusual comunicado en el que se abalanzó contra el Inegi y en el que reflejó su enfado por el cambio que realizara a la forma como venía captando el ingreso de los hogares mexicanos en "campo", es decir, en las viviendas de las familias mexicanas.

Los cambios en la forma de obtener la información "carecen. . . de carácter técnico que los justifique y no fueron debatidos" con nosotros, escribió ese Consejo en su comunicado, agregando que no había sido consultado, como debió haber sido por tener un acuerdo inter-institucional ante su responsabilidad legal de medir la pobreza en México y con datos precisamente recabados por el Inegi. "El proceso de captación del ingreso. . . no fue transparente".

A partir de la publicación de los dos comunicados y de otros comentarios, como el que hizo Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Coneval en su cuenta de Twitter, en donde dijo que los directivos del Consejo estaban "muy molestos" por la falta de aviso al cambio metodológico, han surgido diversas observaciones que reflejan que la desavenencia podría desencadenar en mayores problemas si las dos instituciones no atajan sus diferencias pronto.

El problema desde la perspectiva de varios es serio porque el cambio en la metodología que hizo el Inegi no solo hace, al menos hasta ahora, incomparables las nuevas cifras con las anteriores, sino que además proyecta cierta sombra sobre una institución que era hasta ahora considerada autónoma y profesional en sus labores de recopilación de estadísticas.

"La modificación de la metodología para medir la pobreza, realizada unilateralmente por el Inegi, está causando un escándalo no es para menos", escribió el columnista Raymundo Riva Palacios, en el periódico El Financiero. "Según el reporte trimestral sobre ingresos en los hogares, los más pobres tuvieron un incremento real de 33.6% en un solo año".

Ese incremento hace que el cambio metodológico y la falta de comunicación previa de él por parte del Inegi, esté tomando dimensiones que van más allá de una discusión académica.

Para algunos el manejo poco transparente del Instituto ha generado sospechas sobre si el cambio metodológico, no responde más a un interés político, que a un interés estadístico por medir mejor los ingresos en el país.

Tras las dudas que reveló el titular del Sistema de Administración Tributaria, Aristóteles Núñez, en octubre del año pasado sobre la forma como el Inegi mide el producto interno bruto, el cual desde su perspectiva está subvaluado, muchos han vinculado el cambio metodológico a una presión gubernamental para que el país cuente con cifras que reflejen una mejor realidad económica y no a la política que describió el Inegi de contar con mejores datos económicos.   Continuación...