Kuczynski hereda más de 200 conflictos sociales en Perú: defensoría

miércoles 13 de julio de 2016 17:56 ART
 

LIMA, 13 jul (Reuters) - El presidente electo de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, heredará 212 conflictos sociales, en su mayoría ambientales, y tendrá el reto de equilibrar las demandas de comunidades y empresas para reactivar proyectos de inversión paralizados, dijeron el miércoles expertos del sector y la Defensoría del Pueblo.

Según la defensoría, un organismo estatal autónomo, un 72 por ciento de los conflictos al cierre de junio se encuentran activos y un 28 por ciento están latentes, en su mayoría vinculados con la minería y los hidrocarburos. (Gráfico de conflictos sociales: reut.rs/29xtGyo)

Kuczynski, un economista de 77 años que asumirá el poder el 28 de julio, ha prometido destrabar proyectos paralizados, principalmente mineros, para impulsar la economía del país, un importante productor de metales.

Sin embargo, existen conflictos se vienen incubando por promesas incumplidas de beneficios de parte del Gobierno y de las empresas, así como por el temor a daños ambientales entre las comunidades.

"Hay concentración de conflictividad en la zona sur, que tiene el 32 por ciento del total de conflictos, mientras que la zona norte muestra el 28 por ciento", dijo el experto en temas ambientales de la minería, José De Echave, quien dirige CooperAcción.

Según De Echave, el mandatario electo deberá mirar "con mucho cuidado" la región andina de Apurímac y Cusco, que concentra la mayor cantidad de conflictos sociales.

El experto explicó que en Apurímac está la mina de cobre Las Bambas, controlada por MMG Ltd, una filial de la china Minmetals, donde las comunidades cercanas reclaman el pago de compensaciones y empleos y rechazan un cambio de ubicación en la instalación de una planta procesadora.

"En las Bambas se han hecho tres veces modificaciones sustantivas de su plan de expansión sin un EIA (plan ambiental) solo con un informe técnico sustentatorio que se aprobó en 15 días y sin participación ciudadana", dijo De Echave.

"La gente pide respeto, que la tomen en cuenta y la mesa de diálogo avanza lentamente y de manera irresponsable", agregó.

Las Bambas, cuya construcción costó unos 7.400 millones de dólares, comenzó a operar a fines del año pasado y se espera que se convierta en una de las minas más grandes del mundo con una producción anual de 450.000 toneladas de cobre.

(Reporte de Teresa Céspedes; Editado por Javier López de Lérida)