Sentido Común-Amenaza "Brexit", ¿qué impacto tendría en México?

miércoles 22 de junio de 2016 15:24 ART
 

22 jun (Sentido Común) - Mañana los británicos tendrán en sus manos el poder decidir si desean seguir dentro de la Unión Europea o prefieren independizarse del bloque. Si bien tal acontecimiento es una decisión local, su resultado podría desencadenar reacciones en los mercados globales, incluidos los mexicanos con algunos analistas incluso previendo, en el escenario más descabellado, que la moneda mexicana podría llegar a cotizar en 27 pesos por dólar en caso de que los ciudadanos del Reino Unido digan adiós a la Unión. "Consideramos que el referéndum . . . representa un riesgo importante para los mercados mundiales", dijo la mayor empresa administradora de fondos de inversión BlackRock, en un reporte. "El resultado de la votación es sumamente incierto, y los activos de riesgo a nivel mundial están en una posición vulnerable ante esta situación". El Reino Unido pertenece a la Unión Europea desde 1973, pero la crisis de la deuda en la eurozona, la sensación de una pérdida de soberanía y la llegada de cientos de inmigrantes al país han provocado que muchos estén ponderando votar a favor de independizarse de esa comunidad para no estar vinculados a esos problemas económicos, para recuperar su capacidad de decisión y para frenar la llegada de personas de otras nacionalidades. A medida que la votación se acerca, diversos analistas y estrategas se han dado a la tarea de evaluar algunas de las consecuencias inmediatas en los mercados en caso de que el voto favorezca la decisión de permanecer (remain) o de abandonar (exit) el bloque. Para ambas opciones se han acuñado nuevos términos como Brexit, en caso de su salida, o Bremain, para su permanencia. A nivel global, los analistas esperan que la decisión impacte antes que nada el valor de la libra esterlina, así como prácticamente todos los activos europeos, principalmente de empresas financieras por su exposición a los vaivenes de los mercados. La divisa británica llegó a tocar un mínimo de más de dos meses a 1.40 por dólar hace unos días, después de los resultados de una encuesta realizada por IG/Survation en la que 52% de los mil 104 ciudadanos británicos consultados, dijeron que votarían por el Brexit. En el caso de México, la salida del Reino Unido golpeará también primero al peso por la mayor aversión al riesgo que muchos creen desencadenará una victoria del voto a favor de la salida de la Unión. Incluso, cuando las encuestas reflejaban, hace unos días que el voto por el abandono superaba al voto por continuar, la moneda mexicana llegó a cotizar por arriba de los 19 pesos por dólar. Claro que tras las últimas encuestas que muestran una decisión mucho más pareja, con incluso la expectativa de que los indecisos opten por votar a favor de la permanencia, el peso ha recuperado parte del terreno perdido frente al dólar. Hoy el tipo de cambio abrió la jornada en 18.53 pesos por dólar, o una ganancia de 0.5% con relación al nivel del martes. Claro para muchos esta tendencia favorable reciente sufriría una fuerte reversión en caso de que gane el voto a abandonar la Unión. "Al confirmarse la salida de la Unión Europea, el impacto negativo en el peso se intensificaría y se mantendría la presión hasta que comiencen a esclarecerse los pasos a seguir en la relación bilateral Reino Unido-Unión Europea", escribió un estratega de CIBanco, en un reporte. "El tipo de cambio podría depreciarse por encima de los 19.20 pesos por dólar spot". Para los estrategas de Banco Nacional de México, o Banamex, el segundo banco más grande del país y filial del banco estadounidense Citigroup, los impactos negativos por la salida del Reino de la Unión incrementarían las probabilidades de una intervención de las autoridades financieras y monetarias mexicanas en el mercado cambiario para frenar una esperada depreciación. Además, el Brexit también incrementaría las probabilidades de un alza a la tasa de interés de referencia por parte de Banco de México, incluso antes de su próxima reunión de definición de política monetaria, programada para el 30 de junio. Esto lo podría hacer el banco para ofrecer un mayor rendimiento a los inversionistas, a fin de que no vendan sus pesos para comprar dólares --algo que de hecho ya han estado haciendo por los temores al abandono del Reino Unido a la Unión Europea. "Un voto de 'salida' tendría un fuerte incremento en la aversión al riesgo global afectando los activos financieros de las economías emergentes" como la mexicana, dijeron los estrategas de Banamex en un reporte para sus clientes. "En este sentido, "esperaríamos un mayor debilitamiento de la moneda y que alcance nuevos máximos, mientras que también prevemos un incremento en las tasas de interés". Otros estrategas, como los del banco estadounidense JP Morgan, calificaron la salida de los británicos del bloque como un evento sistémico, aunque muy lejano a lo que ocurrió cuando quebró el banco de inversión estadounidense Lehamn Brothers en 2009, cuyas repercusiones reverberaron en todo el planeta. "En nuestra opinión, la naturaleza de una posible salida sería más similar a la crisis de la zona euro en términos de efectos secundarios en América Latina", dijo el banco de estadounidense. Al hacer pruebas de resistencia, JP Morgan encontró que un evento similar a la crisis de la eurozona podría depreciar al peso mexicano entre 13 y 15%, para llevarlo a niveles de entre 21.4 y 21.8 por dólares. Claro que si los inversionistas valoran al Brexit como un evento similar a la implosión de Lehman, entonces el tipo de cambio alcanzaría un rango de entre 24.1 y 27.2 unidades, o 43.9% por encima del nivel actual, dijo JP Morgan en un reporte. Los británicos enfrentan una de las decisiones más relevantes de las últimas décadas porque hace tres años el primer ministro David Cameron, en su deseo por permanecer al frente del gobierno, ofreció a los electores convocar a una votación para que decidieran salir o permanecer en la Unión. Claro que en los últimos días, Cameron y un creciente número de líderes políticos del Reino Unido ha instado a los ciudadanos a votar por la permanencia. Muchos incluso han advertido a los electores que la salida del bloque tendría consecuencias económicas que podrían arrastrar al país a tener su propia "década pérdida", en referencia a lo que economías latinoamericanas, y la misma Europa, vivieron en los noventas por decisiones equivocadas. "Habría que negociar la salida y habría que negociar un acuerdo comercial con la Unión Europea, lo que absorbería la energía de nuestro gobierno y de nuestro país. Por eso creo que afrontaríamos una década de incertidumbre", dijo Cameron en una entrevista para la estación de televisión BBC de Londres hace unos días. Ahora bien, si se llega a dar un Brexit no sólo el peso se vería afectado, sino que también los flujos comerciales y de inversión hacia México podrían caer. Actualmente el país cuenta con un tratado de libre comercio con la Unión Europea (TLCUEM), que inició en 2000. Con la desvinculación de los británicos del bloque, los responsables políticos mexicanos tendría que negociar un acuerdo comercial por separado con el Reino Unido, lo que tomaría varios meses o un par de años al menos. Mientras esa negociación se realiza e implementa, los costos de operación de las empresas de ambos países que mantienen flujos comerciales bilaterales podrían sufrir por la incertidumbre que se generaría, dijo CIBanco en un reporte elaborado por el área de análisis y riesgos económicos. Otra probable repercusión de una salida del Reino Unido en México se vería en el índice de la Bolsa Mexicana de Valores, la cual ha caído 2% desde que alcanzó su mayor nivel en el año el 8 de junio por la creciente aversión al riesgo que ha provocado en las últimas semanas el referéndum británico. Claro que si bien el Brexit es visto como uno de los mayores riesgos al desempeño financiero y económico global, la encuesta de junio a los administradores de fondos que realizó Bank of America (Bofa) reveló que dos terceras partes de los inversionistas piensan que tal evento es poco probable, lo cual explica por qué 26% de los inversionistas piensan que actualmente la libra esterlina está subvaluada. De hecho a menos de 48 horas de que comience la votación, el nerviosismo de los mercados internacionales ha disminuido en parte por la suspensión de tres días de las campañas a favor o en contra de una salida tras el asesinato de la legisladora británica, Jo Cox, y por un sesgo favorable de permanecer en el bloque en las últimas encuestas. De acuerdo con el seguimiento que ha dado el Financial Times a todas las encuestas sobre el referéndum, se puede identificar un empate de 44%. Incluso el sondeo de IG/Survation, que efectuó el 17 y 18 de junio, los que prefieren permanecer superaron a quienes quieren salir. La votación para remain fue de 45% contra 42% de los que buscan exit, lo que revirtió los resultados de su encuesta previa del 15 de junio. (Redacción Sentido Común)