Un conductor atacado y dos autos decomisados en el arranque de Uber en Costa Rica

domingo 23 de agosto de 2015 12:59 ART
 

SAN JOSÉ, 23 ago (Reuters) - Un conductor fue atacado y al menos dos autos fueron decomisados en el primer fin de semana de operaciones de Uber en Costa Rica, donde la compañía de transporte privado ha desafiado la prohibición del Gobierno y la presión de los taxistas tradicionales.

Un conductor afiliado a Uber fue perseguido cuando llevaba a un cliente por un grupo de taxistas furiosos que destrozaron su automóvil con un bate de béisbol y lo amenazaron, informó el domingo el diario local La Nación.

El Gobierno, que ha declarado ilegal las operaciones de Uber, repudió la agresión, pero se comprometió a continuar aplicando las multas de unos 200 dólares, el retiro de licencias y el decomiso de automóviles a quienes trabajen para la compañía.

"Nunca incité a la violencia, ni he pedido a los taxistas de este país que tomen acciones contra los conductores que utilizan la plataforma Uber", dijo el viceministro de Obras Públicas y Transportes, Sebastián Urbina, en un comunicado divulgado por Casa Presidencial el sábado.

Hasta el momento, las autoridades sacaron dos unidades de circulación.

Uber, valorada en más de 40,000 millones de dólares, asegura operar de forma "legal y segura" en Costa Rica y dijo que si confirma que el chofer agredido está afiliado al servicio, cubrirá los daños y lo ayudará a que circule de nuevo lo más rápido posible. (Reporte de Enrique Andrés Pretel, editado por Tomás Sarmiento)