Bajos precios del cobre cobran importancia en negociaciones salariales

lunes 20 de abril de 2015 13:03 ART
 

Por Josephine Mason

SANTIAGO, 20 abr (Reuters) - Cuando el presidente ejecutivo de la chilena Antofagasta, Diego Hernández, subió al escenario en la mayor conferencia mundial de cobre la semana pasada, habló sobre los riesgos que las mineras enfrentan por los altos salarios de los trabajadores en Sudamérica debido a la escasez de personal y el poder de los sindicatos

Pero lo que no mencionó en el evento CRU/CESCO en Santiago fue la amenaza más grave e inmediata que muchos de sus rivales enfrentan: la ronda de negociaciones de contratos más extensa desde el 2011 y probablemente la más controvertida en años, en momentos en que la caída del cobre y los recortes de costos están tensando las relaciones entre trabajadores y operadores.

El mercado del cobre parece ser peligrosamente indiferente a la amenaza planteada por las negociaciones de contratos de este año en minas que incluyen a una de las mayores del mundo, Grasberg en Indonesia, y a Antamina, la más grande de Perú, con el riesgo de una presión alcista en el mercado si los trabajadores van a huelga, según analistas.

"Creo que las personas están asumiendo que con el cambio en el mercado, esto va a significar automáticamente que los sindicatos serán más flexibles. (...) Pero podría ser una situación muy difícil", dijo Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de la consultora minera con sede en Santiago Plusmining.

El año pasado, Antofagasta firmó contratos por cuatro años en sus minas de todo Chile, incluyendo aumentos salariales y bonos en efectivo.

Pero el resultado de las negociaciones en Antamina y en Grasberg, donde los contratos expiran en julio y septiembre, respectivamente, y el malestar laboral ya han paralizado la producción recientemente y podrían marcar la pauta para el sector este año.

Los accionistas mayoritarios de Antamina son Glencore y BHP Billiton, mientras que Grasberg, que sido afectada por agitación laboral en los últimos años, es controlada por Freeport McMoRan Inc.

Poco más de dos meses antes del inicio de las negociaciones, el sindicato que representa a la mayoría de los 2.860 trabajadores de Antamina dijo que no va a recortar sus demandas por la caída del precio del cobre.   Continuación...