FMI pronostica una contracción del 7 pct para Venezuela en 2015 por caída del petróleo

miércoles 21 de enero de 2015 17:52 ART
 

21 ene (Reuters) - El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una contracción del 7 por ciento para la economía de Venezuela en el 2015 por la abrupta caída de los precios internacionales del petróleo, su principal fuente de divisas.

La actualización del informe de la entidad con sede en Washington empeora notablemente las previsiones para Venezuela desde la contracción estimada de 1 por ciento para el presente ejercicio informada en octubre.

"La economía de Venezuela será la más afectada y la proyección actual es de una caída en el nivel de actividad de 7 por ciento en 2015", dijo el miércoles el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner.

Los cálculos del FMI apuntan que cada disminución de 10 dólares en el barril de crudo acarrea un deterioro del orden del 3,5 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB) en Venezuela, lo que "agudiza sus problemas fiscales y la recesión", agregó.

Según cifras oficiales, el año pasado la economía del país sudamericano entró en recesión y la inflación cerraría el 2014 en 64 por ciento, en medio de una escasez de productos básicos que ha obligado a los venezolanos a formar largas colas en abastos, supermercados y farmacias.

El barril de petróleo, de cuyas exportaciones provienen nueve de cada 10 dólares que entran a la economía venezolana, ha retrocedido más del 50 por ciento en los últimos cuatro meses y las proyecciones apuntan a que seguiría bajando.

Según el informe del FMI, otros países exportadores como Bolivia, Colombia y Ecuador también verán afectadas sus perspectivas de crecimiento, pero cuentan con estrategias fiscales "lo suficientemente sólidas para hacer frente al impacto".

Además, Werner expresó "inquietud" sobre el desarrollo de la economía latinoamericana, para la que rebajó su pronóstico de crecimiento al 1,3 por ciento en 2015, nueve décimas menos que en la estimación de octubre. (Escrito por Diego Oré en Caracas; Editado por Silene Ramírez)