26 de diciembre de 2014 / 13:47 / hace 3 años

ANÁLISIS-Alza de tasas EEUU y bajo precio del crudo mantendrán débil al peso mexicano en 2015

6 MIN. DE LECTURA

* Restricción monetaria EEUU, principal factor de debilidad

* Peso luce más sensible a crudo tras reforma energética

* Más analistas ven al peso sobre 14 por dlr a fin de 2015

Por Jean Luis Arce

MÉXICO DF, 26 dic (Reuters) - La debilidad del peso mexicano persistirá en 2015 por la pérdida de atractivo frente a una inminente alza de tasas en Estados Unidos y el desplome del petróleo, poniendo en riesgo la esperada fiesta de inversiones tras una histórica apertura del sector energético local.

Si bien la lógica dicta que México debería ser el gran beneficiado del repunte económico de su vecino y mayor socio comercial, el peso se negoció en mínimos de casi seis años frente al dólar en las últimas dos semanas y acumula en el año una pérdida de más del 13 por ciento.

La posibilidad de que suban las tasas en Estados Unidos hace más atractivas las inversiones en dólares que en monedas de mercados emergentes como México.

"Si vemos otra vez buenos números de empleo y demás (en Estados Unidos), el mercado seguramente ya va estar 'priceando' (considerando) en mayo o junio un aumento de tasas por parte de la Fed, lo cual no le va a ayudar al peso" dijo Alexandro González, jefe de cambios de la casa de bolsa Finamex.

Sean bonos o dólares constantes y sonantes, los activos financieros estadounidenses son considerados una inversión menos jugosa pero más segura que los de economías emergentes.

La acelerada venta de pesos mexicanos responde a este razonamiento base, pero además una caída de los precios del crudo se impuso en las últimas semanas como un factor sorpresa que había estado fuera del radar de los analistas.

Gráficos de Reuters muestran que la correlación entre el peso y el petróleo casi se duplicó desde inicios de septiembre hasta hacerse casi total en diciembre.

Esto fue un baldazo de agua fría para la ambiciosa reforma energética aprobada este año, ya que vino justo cuando el Gobierno se apresta a lanzar su primera ronda de proyectos de exploración y producción para inversores privados.

"Un precio del petróleo en el nivel que tenemos ahora (...) hace que algunos proyectos de inversión relacionados con la reforma energética ya no sean financieramente viables", dijo Gabriela Siller, economista del banco Base.

El precio de la mezcla mexicana de petróleo MEX-OSP ha caído alrededor de 30 por ciento desde fines de noviembre y se ubica en su nivel más bajo desde mayo de 2009.

Si bien México es uno de los 10 mayores exportadores de petróleo y un tercio del gasto fiscal se cubre con estos ingresos, su economía no depende de esta actividad.

De hecho, el petróleo equivale sólo a un 11 por ciento de sus exportaciones, mientras que las manufacturas que envía a Estados Unidos representan el 84 por ciento, según el más reciente reporte de balanza comercial del país.

El Gobierno espera que el arribo de millonarias inversiones con la reforma energética fortalezca la economía.

"Parte del plan de crecimiento, de aumentar el PIB potencial, venía por los puntos que le iba a sumar el tema energético. Ahí está la duda, de qué tanto le vamos a poder sumar al crecimiento potencial", dijo Delia Paredes, analista y estratega de Banorte-IXE.

Se Deteriora Expectativa

Según el Gobierno, el conjunto de reformas económicas debería elevar el crecimiento de México en 2015 a un 4.7 por ciento. Por ahora, la expansión prevista es de entre 3.2 y 4.2 por ciento el año próximo.

En este contexto, la última encuesta de expectativas del banco local Banamex del 16 de diciembre muestra un deterioro en la visión de los analistas sobre la moneda, con siete de 23 viendo al peso arriba de 14 por dólar para el cierre de 2015 frente a cuatro de 22 de la encuesta previa.

La mediana pasó a 13.60 por dólar, desde los 13.40 del sondeo anterior publicado el 5 de diciembre.

Las autoridades financieras de México reactivaron hace dos semanas un mecanismo de subasta de dólares que busca atenuar la caída del peso, pero hasta el momento sólo ha operado en una ocasión.

Si bien el elevado nivel de negociación internacional del peso lo hace un activo más sensible a fenómenos globales que locales, expertos dicen que el lento avance de la economía mexicana y la crisis política del Gobierno en los últimos meses también han contribuido a su debilidad.

"Esos factores van a sumarle a la incertidumbre", dijo Jorge Gordillo, subdirector de análisis de CI Banco.

El Gobierno recortó el mes pasado por segunda vez en el año su previsión para el crecimiento de 2014, debido principalmente a un menor dinamismo del consumo interno.

La rebaja se dio además en medio de la turbulencia social generada por la desaparición en septiembre de 43 estudiantes, en un caso que se ha convertido en la más grave crisis de los dos años de gestión del Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Sumado a ello, denuncias periodísticas de aparente tráfico de influencias entre el Gobierno y contratistas privados que involucraron a la primera dama y al influyente secretario de Hacienda, Luis Videgaray, enrarecieron aún más el ambiente.

"La perspectiva de México se ha tornado aún más nublada a causa de los recientes escándalos de seguridad y corrupción, así como por la caída de los precios del petróleo", dijo el banco Credit Suisse en un reporte sobre perspectivas económicas globales.

Con reporte adicional de Miguel Ángel Gutiérrez. Editado por Anahí Rama y Javier López de Lérida.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below