Perú asesta el golpe más duro al narcotráfico con decomiso de 6,5 toneladas de cocaína: Humala

jueves 28 de agosto de 2014 18:05 ART
 

LIMA, 28 ago (Reuters) - Perú asestó el golpe más importante en su lucha contra el narcotráfico al incautar 6,5 toneladas de cocaína, más del doble de lo que había anunciado previamente y que tenían como destino Europa, dijo el jueves el presidente Ollanta Humala.

La policía peruana había anunciado el martes la incautación de 3,3 toneladas de cocaína, pero la cifra se elevó luego de que las autoridades terminaron de revisar cientos de empaques de piedras de carbón, en las que estaba camuflada la droga.

El carbón, escondido en un almacén ubicado en la provincia de Trujillo en el norte del país, pertenecía a dos empresas que realizaban desde al menos el 2011 exportaciones del mineral hacia España y Bélgica, según la policía antidrogas.

"Es, sin duda, el golpe más importante en la historia Republicana que se le ha dado al narcotráfico", dijo Humala a periodistas, durante la inspección de obras publicas en la región andina de Ayacucho.

"Al segundo día de trabajo ya van 6,5 toneladas y media de cocaína y se ha capturado a gran parte de la banda", afirmó. "Todavía falta, siguen trabajando, es probable que siga avanzando (el conteo de drogas)", agregó.

Perú, uno de los mayores productores mundiales de cocaína, desplazó a la vecina Colombia en el 2012 como el país con mayor área de cultivo de hoja de coca del mundo, según datos de Naciones Unidas y la policía local.

Agentes antidrogas dijeron que ubicaron la droga dentro de las piedras de carbón, acondicionada en bloques tipo "ladrillo". Los bloques del mineral, del tamaño de una pelota de baloncesto, fueron destruidos uno a uno para encontrar la cocaína.

El ministro peruano de Interior, Daniel Urresti, dijo que tras la incautación fueron capturados dos mexicanos y siete peruanos, miembros de una banda internacional a la que se excusó de identificar alegando confidencialidad en las investigaciones.

De acuerdo a la policía local, casi el 70 por ciento de la cocaína peruana es enviada al exterior en "narcoavionetas" desde una región selvática, teniendo como principal destino de tránsito a Brasil antes de llegar a Europa, Asia o Africa.

El resto sale desde puertos principalmente del norte y centro del país o desde el aeropuerto internacional de Lima a través de personas o "mulas" que se tragan cápsulas de cocaína, adherida al cuerpo o camufladas en artículos de artesanía.

Según datos de la ONU y la policía local, en Perú se producen 300 toneladas de cocaína anuales, de los cuales sólo alrededor del 10 por ciento es incautada por las autoridades. (Reporte de Marco Aquino; Editado por Silene Ramírez)