14 de octubre de 2013 / 19:31 / en 4 años

ACTUALIZA 1-México está bien preparado ante riesgo de incumplimiento EEUU: jefe banco central

(Actualiza con nuevas citas del jefe del banco central de México)

Por Jean Arce y Michael O‘Boyle

MEXICO DF, 14 oct (Reuters) - México tiene la liquidez necesaria para enfrentar un escenario extremo y poco probable de un incumplimiento de pagos por parte de Estados Unidos, dijo el jefe del banco central mexicano, quien opinó que la política monetaria no puede resolver por sí sola los problemas que sufren algunas economías avanzadas.

Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico), citó entre las fortalezas de su país una sólida posición de reservas internacionales, de unos 170,000 millones de dólares, así como una línea crediticia flexible con el Fondo Monetario Internacional, que darían liquidez en caso de ser necesario.

“Hemos tomado las precauciones debidas en el manejo de las reservas internacionales y estamos bien pertrechados”, dijo Carstens en una entrevista con El Economista publicada el lunes en la edición impresa del diario.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el lunes que los legisladores parecían haber avanzado sobre un acuerdo para reabrir el Gobierno y evitar una cesación de pagos, mientras se preparaba para reunirse con los líderes del Congreso para resolver la crisis fiscal antes del plazo de esta semana.

Horas más tarde, la Casa Blanca anunció que la reunión fue postergada para dar más tiempo a líderes del Senado para concretar avances hacia una solución de la crisis.

Carstens opinó que sería muy dañino no lograr un acuerdo en Estados Unidos, principal socio comercial de México.

“Precisamente, el problema es así de serio porque el obstáculo realmente es de orden político, no financiero, ni económico (...) Nadie ganaría y podría ser muy costoso para los partidos políticos evitar que Estados Unidos cumpla cabalmente con sus obligaciones”, dijo en la entrevista con el diario.

El Gobierno estadounidense está parcialmente paralizado desde el 1 de octubre ante la negativa de los legisladores republicanos de aprobar una medida de financiamiento, a menos que Obama y los legisladores demócratas acuerden retrasar la reforma de salud promovida por el mandatario.

Ese conflicto se combina con una fecha límite para que el Congreso aumente el techo de endeudamiento del Gobierno. Los inversores de todo el mundo están observando el desarrollo de este tema.

El jefe de economistas de la Secretaría de Hacienda de México, Ernesto Revilla, dijo la semana pasada que la economía de su país podría estar ante una “situación extrema” en caso de que Estados Unidos no logre evitar una cesación de pagos.

POLITICA MONETARIA, NO ES LA PANACEA

Por otro lado, Carstens cuestionó el lunes el uso de la política monetaria por parte de algunos países avanzados como la vía para estimular sus alicaídas economías, mientras sus Gobiernos deberían tomar durante ese tiempo medidas fiscales, financieras y regulatorias.

“No sería presuntuoso decir que los bancos centrales en los países avanzados al abrir esa ventana de tiempo han sido el principal catalizador para superar la crisis que aun no se termina de disipar”, dijo en una conferencia en el marco de la celebración de los 20 años de autonomía del Banco de México.

“Pero es urgente que los países más afectados por la crisis hagan uso efectivo de esa ventana de tiempo que han ofrecido los bancos centrales, pues la política monetaria no puede resolver por sí sola los problemas que padecen las economías que representan más del 40 por ciento del PIB (Producto Interno Bruto)”, dijo.

Autoridades de la estadounidense Reserva Federal han estado debatiendo sobre si el banco central debería continuar con su enorme programa de compra de bonos que apunta a impulsar las contrataciones y la inversión.

Para algunos, el cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos y la resultante falta de datos económicos, además del actual debate sobre el límite del endeudamiento, hacen menos probable que se produzca este mes una reducción en el programa de compra de bonos de la Fed por 85,000 millones de dólares al mes.

AJUSTAR CUENTAS

Sobre el desempeño de la economía mexicana, Carstens dijo en la entrevista publicada que la desaceleración será temporal y dejó abierta la posibilidad de que Banxico revise su pronóstico de crecimiento en su próximo informe de inflación, dado que en el anterior bajó la proyección a entre 2-3 por ciento.

El FMI recortó la semana pasada su pronóstico de crecimiento de este año para México y moderó las expectativas de un repunte económico en Brasil en el 2014, los dos gigantes de una región donde los riesgos a la baja dominan el horizonte.

El FMI dijo que el PIB de México crecerá un 1.2 por ciento este año, mucho menos que el 2.9 por ciento que había pronosticado en julio. La reducción se debe al bajo gasto público, una caída en la actividad de la construcción y la débil demanda estadounidense de las exportaciones mexicanas.

El Gobierno del presidente de México, Enrique Peña Nieto, revisó a la baja varias veces su propia estimación de crecimiento. Ahora espera una expansión del 1.7 por ciento, como consecuencia de los daños que dejaron en varios estados unas históricas lluvias en septiembre. (Reporte de Verónica Gómez Sparrowe; Editado por Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below