Rusia aumenta nuevamente sus reservas de oro en junio: FMI

viernes 26 de julio de 2013 16:12 ART
 

Por Frank Tang

NUEVA YORK, 26 jul (Reuters) - Rusia, Ucrania, Azerbaiyán están entre los ocho países que aumentaron sus tenencias en oro en junio, según mostraron datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), lo que refleja el fuerte interés por parte de las economías emergentes de poseer al metal precioso como parte de sus reservas.

Turquía, Alemania y otros siete países, sin embargo, se deshicieron de parte de sus reservas en lingotes, de acuerdo a un Reporte de Estadísticas Financieras Internacionales del FMI, divulgado tarde el jueves.

Los inversores están vigilando estrechamente cualquier posible cambio en las políticas del banco central que pueda afectar al oro, después de que los precios del metal se desplomaran hasta tocar mínimos de 1.180 dólares la onza a fines de junio, bajo los 1.700 dólares de comienzos de este año.

El oro contado caía un 1 por ciento a 1.320 dólares el viernes.

Los temores de una inminente disminución del estímulo de compra de bonos de la Reserva Federal de Estados Unidos y una mejoría en la perspectiva económica global han socavado de manera significativo el atractivo por la inversión en oro.

Los datos mostraron que las reservas en oro de Rusia treparon 0,3 toneladas a un total de 996,4 toneladas en junio, en su noveno mes consecutivo de incrementos. Rusia posee la séptima mayor tenencia en lingotes, excluyendo a la del FMI.

Ucrania aumentó su oro en 2,5 toneladas a 38,9 toneladas, y Azerbaiyán sumó dos toneladas para alcanzar un total de ocho toneladas.

Alemania, el segundo poseedor más grande de oro del mundo, reportó una disminución de 0,8 toneladas a 3.390,6 toneladas en junio.

Otros países que también redujeron sus tenencias en oro incluyen a Surinam, Guatemala, México, Zimbabue, Costa Rica, Republica Checa y Dinamarca.

En lo que va del año, el oro ha perdido un 21 por ciento y se arriesga a registrar su primer retroceso anual luego de 12 años consecutivos de avances. (Reporte de Frank Tang. Traducido por Margarita Seiler. Editado en español por Marion Giraldo)