Venezolano Maduro llama "corrupto" al presidente del Gobierno español Rajoy

sábado 20 de julio de 2013 16:31 ART
 

CARACAS, 20 jul (Reuters) - El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, acusó el sábado al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, de "corrupto" y de financiar a sectores de la oposición del país sudamericano, semanas después de anunciar que evaluará las relaciones diplomáticas con ese país tras el incidente con Evo Morales.

Maduro, el sucesor político del fallecido presidente Hugo Chávez, cargó contra el Gobierno del presidente Rajoy a comienzos de julio luego de que Madrid cerrara el espacio aéreo al avión del mandatario boliviano, Evo Morales, ante rumores de que escondía al fugitivo Edward Snowden, medida que Caracas calificó de "infame".

"Ustedes saben que la corrupta clase política que gobierna España, muy corrupta, el señor (Mariano) Rajoy, muy corrupto, es el padrino político y el brazo financiero de la derecha fascista venezolana. Sépanlo, el que no lo sabía", dijo Maduro que ratificó su disposición a dar asilo al controvertido Snowden.

"Si este muchacho (Edward Snowden) llegara a venir a Venezuela, nosotros le daríamos el asilo humanitario al cual tiene derecho", agregó en un acto con militares transmitido por el canal estatal de televisión, VTV.

Maduro ya tuvo un fuerte roce con el Gobierno de Rajoy tras su disputada victoria en abril ante el opositor Henrique Capriles, cuando llamó a consultas a su embajador en Madrid después de que el país europeo solicitara un recuento de los votos, como pedía la oposición. Sin embargo, el incidente fue superado rápidamente.

Pero el episodio con el líder boliviano encendió las críticas de los países sudamericanos, especialmente de los mandatarios más cercanos a su retórica "antiimperialista", como Argentina, Ecuador, Venezuela y Uruguay.

España expresó a comienzos de julio que no hay razones para pedir disculpas al presidente de Bolivia por el incidente e insistió en que no cerró nunca su espacio aéreo al avión de Morales. (Reporte de Deisy Buitrago. Editado por Patricio Abusleme)