18 de julio de 2013 / 16:40 / hace 4 años

RPT-Argentinos peregrinan para conseguir reales y ver al Papa en Brasil

(Repite para alcanzar más clientes, texto sin cambios)

BUENOS AIRES, 18 jul (Reuters) - Ni siquiera el arribo del Papa Francisco a América del Sur ha inspirado al Gobierno argentino a que relaje los estrictos controles cambiarios y facilite el viaje de los peregrinos que quieren ver al pontífice la semana próxima durante su visita a Brasil.

Miles de jóvenes, muchos con recursos económicos modestos, planean participar de la jornada mundial de la juventud católica en Río de Janeiro para saludar al Papa argentino en su primer viaje al exterior como líder de la Iglesia.

Pero las restricciones para cambiar pesos por reales han complicado sus planes, y muchos dicen que las reglas deberían haber sido modificadas para la ocasión.

"El Gobierno no ha operado razonablamente sabiendo que iba a haber una participación de muchos argentinos en Brasil", dijo a Reuters el obispo auxiliar de Buenos Aires Raúl Martín.

Martín afirmó que unos 18.000 jóvenes se han registrado oficialmente para el evento en Río, en el que muchos dormirán en escuelas patrocinadas por organizaciones religiosas y harán trabajo misionero.

El obispo dijo que recibió llamadas diarias de personas con problemas para comprar divisas.

Medios locales estiman que unos 42.000 argentinos participarán de la jornada de la juventud.

Antes de viajar al exterior, los argentinos deben pedir permiso para comprar moneda extranjera a la agencia recaudadora de impuestos, que les solicita detalles sobre su viaje.

El organismo luego evalúa si permite la operación cambiaria en base al poder adquisitivo del contribuyente y su situación impositiva. Los afortunados en conseguir la autorización suelen quejarse de que el monto aprobado no les alcanza para cubrir sus gastos en el exterior.

SIN ALTERNATIVAS

El problema es que muchos de los que viajan a la jornada mundial de la juventud son demasiado jóvenes para trabajar, dijo Martín, y se le niega la venta de reales porque no tienen manera de comprobar sus ingresos.

Sacar dinero de un cajero automático a través de una tarjeta de crédito, que solía ser el último recurso posible para los argentinos en el exterior, ya no es una opción en Brasil dado que Buenos Aires restringió el uso de los plásticos en los países fronterizos.

La presidenta Cristina Fernández impuso controles sobre la compra de divisas poco después de ser reelecta en octubre del 2011 para tratar de frenar una fuga de capitales.

La dificultad para cambiar divisas ha impulsado a muchos argentinos a recurrir al mercado negro en busca de dólares, y los cambistas se ubican en las principales calles de Buenos Aires murmurando la palabra "cambio" a los peatones.

La Iglesia Católica, sin embargo, no quiere alentar una actividad ilegal y simplemente está pidiendo información al Gobierno sobre cómo pueden los jóvenes obtener legalmente un limitado monto de reales, dijo Martín.

Un portavoz del Banco Central de Argentina dijo que las regulaciones existentes le permiten a instituciones religiosas cambiar dinero directamente en los bancos, pero que individuos que viajan al exterior a ver al Papa por su cuenta deben aplicar ante la agencia impositiva como siempre.

Martín descartó la posibilidad de involucrar a las iglesias en los cambios de divisas.

"Me parece muy poco serio que tenga que ir un sacerdote como garante de éste joven que está cambiando dinero para pasar a un país hermano a una jornada de juventud a donde viene gente de todo el mundo", dijo. (Reporte de Jorge Otaola y Caroline Stauffer. Editado por Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below