18 de enero de 2013 / 17:59 / en 5 años

Productores de café luchan por contener brote de hongo en Centroamérica

* Hongo se ha propagado rápidamente por la región

* Temen grandes pérdidas en producción, en medio de precios bajos

* Foro de emergencia aún debe trazar estrategia regional

Por Nelson Rentería y David Alire Garcia

SAN SALVADOR/MEXICO DF, 18 ene (Reuters) - Los productores de café de Centroamérica, que cosechan algunos de los granos más buscados en el mundo, están frente al resurgimiento de un despiadado viejo enemigo: un hongo que destruye los cafetos y se propaga con el viento.

Brotes de la agresiva plaga conocida como "roya" han afectado a México y los principales productores de café de Centroamérica, que en conjunto suministran más de la quinta parte de los granos de variedad arábiga a nivel mundial.

El riesgo de una pandemia amenaza el sustento de cientos de miles de personas y los ingresos por exportaciones para algunos de los países más pobres de Latinoamérica.

Para empeorar las cosas, los precios del café han caído casi la mitad desde un máximo alcanzado a mediados del 2011, dejando a los productores frente a un doble desafío de menores ingresos y producción en declive.

La actual cosecha en Centroamérica podría sobrevivir el impacto del brote del hongo -que ataca las hojas de los cafetos, que se desprenden, debilitando a los árboles, que en algunos casos mueren- pero los gobiernos de la región temen menores rendimientos para los ciclos siguientes.

"Algunos árboles prácticamente no tienen hojas", dijo José Abrego, un ingeniero agrónomo que trabaja en la finca Juayua, a unos 74 kilómetros al oeste de San Salvador.

En el vecino Guatemala, un 40 por ciento de las casi 274,000 hectáreas de cafetales han sido afectadas por la roya y se espera que la producción baje un 14 por ciento esta temporada.

Las autoridades guatemaltecas dijeron que además prevén una caída del 40 por ciento para la cosecha 2013/2014.

En Honduras, el principal productor de café en la región, las autoridades proyectaron que el país dejará de producir por la roya en esta temporada unos 306,000 sacos de 60 kilos, o un 5 por ciento de las exportaciones pronosticadas para el periodo. Al menos una décima parte de la cosecha ha sido afectada.

El combate a los brotes de roya se hará más difícil dado el marcado declive en los precios desde la buena racha de 2011.

En respuesta a los brotes, se ha acelerado el uso de fungicidas, las podas de árboles, la fertilización e inclusive se han descartado segmentos de plantaciones por completo.

Tres de los más grandes países productores en la región aún esperan registrar incrementos en sus cosechas este ciclo contra el previo, pero todos ven nubes negras en el horizonte.

"Esas plantas enfermas de las que se sacó granos este año, la próxima (temporada) estarán totalmente defoliadas y no producirán", dijo Dagoberto Suazo, un alto directivo del Instituto Hondureño del Café (Ihcafé).

PLAN DE ATAQUE

Funcionarios de los países centroamericanos, de México y de República Dominicana se reunieron la semana pasada en un foro de emergencia a puerta cerrada, en San Salvador, para tratar el brote.

Una estrategia regional formal no está prevista antes de un mes, pero los trazos amplios ya están listos.

"En el corto plazo es el uso de fungicidas. En el largo plazo es el cambio a variedades más resistentes", dijo Francisco Anzueto, un funcionario de la Asociación Nacional del Café (Anacafé) de Guatemala, quien participó en las reuniones.

Según Carlos Urias, experto en plantas que participó en el foro, la estrategia regional recomendará el uso de fungicidas en cafetos no mayores de 12 años y que los mayores a esa edad sean reemplazados en el futuro por variedades resistentes a la roya.

"Tal vez es un programa de 10 o 15 años, pero se tiene que iniciar", dijo.

Algunos países ya han anunciado sus propios planes.

En Honduras, unas 35,000 hectáreas de cafetales -un 13 por ciento de la superficie cultivada-, han sido declaradas perdidas por las autoridades. Otras 35,000 hectáreas serán sometidas a podas intensivas, fertilización y tratamientos con fungicidas.

El Ihcafé además está solicitando unos 44 millones de dólares para un programa de combate a la roya por dos años, aunque las finanzas del Gobierno ya han sido estiradas.

En Guatemala, el segundo mayor productor de café en Centroamérica, autoridades del sector están solicitando 40 millones de dólares para combatir a la roya.

Mientras tanto en Costa Rica, el Ministerio de Agricultura dijo esta semana que un esquema de control de plagas será firmado en los próximos días, pero no proporcionó más detalles.

Hasta el momento, la roya se ha propagado por el 30 por ciento de las 90,000 hectáreas de cafetales del país, reconocido por ser cuna de algunos de los granos más populares en el mundo, incluyendo los granos "Geisha" usados por Starbucks.

EL PEOR DE LOS ESCENARIOS

Especialistas explican que un clima más húmedo ha creado el espacio para la roya, sumado al hecho de que millones de cafetos de la región tienen muy poca o ninguna variedad genética.

"Este es el típico problema repetido una y otra vez, en los monocultivos", dijo Randy Ploetz, investigador de enfermedades en plantas tropicales en la Universidad de Florida.

El especialista recordó el impacto del peor brote de roya de la historia, ocurrido en Ceilán, actualmente Sri Lanka.

"Esta enfermedad es la causa de que los británicos beban té", dijo Ploetz.

Prácticamente todos los cafetales de Ceilán fueron arrasados a finales de la década de 1880, luego de casi tres siglos de producción exitosa. En su lugar, los agricultores de la entonces colonia británica comenzaron a cultivar té.

Ploetz destacó que los fungicidas, entonces inexistentes, pueden ser efectivos ahora, aunque pueden ser costosos.

Juan Luis Barrios, productor de café en Guatemala, en donde el ingreso per cápita es de unos 250 dólares mensuales, dijo que gasta unos 50 dólares por hectárea en cada aplicación de Amistar Xtra, un fungicida que podría necesitar rociar varias veces.

"Si sólo lo haces tú y tus vecinos no, no va a funcionar", explicó.

Ninguna solución es perfecta, según Ric Rhinehart, director ejecutivo de la Asociación de Cafés de Especialidad de Estados Unidos. Los granos obtenidos de cafetos resistentes a hongos como la roya, frecuentemente son criticados por su pobre sabor.

Rhinehart dijo que los productores de café en la región enfrentarán un profundo desafío en los próximos meses.

"El costo de producción va hacia arriba y los precios hacia abajo. Este es el peor escenario para los productores", dijo.

Además advirtió que la presión sobre los productores de variedad arábiga podría alejar al mercado de los cafés de alta calidad, si éstos optan por migrar a cultivar granos de robusta, más resistentes pero de menor categoría.

"La reacción de los consumidores es no quejarse por la calidad del café (...), pero simplemente beben menos", señaló. (Reporte adicional de Gustavo Palencia en Tegucigalpa, Mike McDonald en Ciudad de Guatemala, Isabella Cota en San José e Iván Castro en Managua. Traducido por Armando Tovar. Editado en español por Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below