29 de noviembre de 2012 / 14:32 / hace 5 años

ACTUALIZA 1-Economía de EEUU acelera su crecimiento en el tercer trimestre

* PIB de EEUU sube a tasa anual del 2,7 pct en 3er trim

* Gasto del consumidor sube 1,4 pct, su menor ritmo desde 2do trim del 2011 (Agrega datos)

WASHINGTON, 29 nov (Reuters) - La economía estadounidense creció más rápido de lo esperado en el tercer trimestre, pero es improbable que pueda sostener ese impulso mientras el país se prepara para fuertes recortes del gasto público y aumentos impositivos para comienzos del próximo año.

El Producto Interno Bruto (PIB) se expandió a una tasa anual del 2,7 por ciento entre julio y septiembre, informó el jueves el Departamento de Comercio, gracias a que la acumulación rápida de inventarios y el aumento de las exportaciones compensaron la debilidad del gasto de los consumidores y la caída en las inversiones corporativas, la primera en más de un año.

Aunque el ritmo de crecimiento fue mucho mayor al 2,0 por ciento estimado por el Gobierno el mes pasado, y se convirtió en la mejor desde el cuarto trimestre del 2011, difícilmente puede leerse como una señal de fortaleza de la economía.

El efecto positivo de la acumulación de inventarios probablemente se pierda en el cuarto trimestre y termine afectando al crecimiento, que ya está siendo presionado por temores al llamado “abismo fiscal”, una combinación de recortes de gastos e incrementos impositivos que podrían restar 600.000 millones de dólares de la economía.

Los legisladores y el Gobierno del presidente Barack Obama se encuentran en negociaciones para evitar ese escenario, que podría derivar en una nueva caída en recesión.

Los economistas consultados por Reuters esperaban que el PIB creciera a un ritmo de un 2,8 por ciento en el tercer trimestre.

Los inventarios empresariales añadieron 0,77 puntos porcentuales al PIB del tercer trimestre.

Excluyendo inventarios, el PIB estadounidense subió a una tasa revisada del 1,9 por ciento en el tercer trimestre, lo que remarca una débil demanda. Previamente, se había calculado que las ventas finales de bienes y servicios producidos en Estados Unidos habían subido a una tasa del 2,1 por ciento.

La producción entre julio y septiembre también fue revisada al alza y mostró un déficit comercial menor, dado que el crecimiento de las exportaciones superó al alza en las importaciones.

Pero es improbable que la tendencia en exportaciones sea sostenida debido a la desaceleración de la demanda global, especialmente en China y en la endeudada Europa.

El comercio contribuyó con 0,14 puntos porcentuales al PIB en vez de sustraer 0,18 puntos porcentuales, como se informó previamente.

DATOS DEBILES

Con excepción de las exportaciones, los detalles del informe fueron más bien débiles.

El gasto del consumidor, responsable por alrededor de un 70 por ciento de la actividad económica estadounidense, fue revisado a la baja a un crecimiento del 1,4 por ciento -el más lento desde el segundo trimestre del 2011- desde un avance del 2 por ciento informado previamente.

El gasto del consumidor subió a una tasa del 1,5 por ciento en el segundo trimestre.

El gasto de las empresas fue revisado para mostrar recortes mucho más profundos.

La inversión empresarial bajó a una tasa revisada del 2,2 por ciento en vez de un declive del 1,3 por ciento informado previamente. Se trató de la primera caída desde el primer trimestre del 2011.

Parte de la debilidad en la inversión empresarial, que había sido una fuente de fortaleza en la economía, se debió a equipamiento y software, donde el gasto fue el más débil desde el segundo trimestre del 2009.

El informe también mostró que las ganancias corporativas después de impuestos subieron a una tasa del 3,3 por ciento en el tercer trimestre, tras avanzar un 2,2 por ciento entre abril y junio.

El gasto en estructuras no residenciales se contrajo tras cinco trimestres consecutivos de crecimiento.

Las inversiones del Gobierno fueron revisadas a un aumento del 3,5 por ciento desde un 3,7 por ciento.

La expansión en la construcción de casas fue revisada a la baja a un aumento del 14,2 por ciento, desde un 14,4 por ciento.

La construcción residencial se está beneficiando de la postura de política monetaria ultra expansiva de la Reserva Federal, que ha reducido las tasas hipotecarias a mínimos niveles históricos.

(Reporte de Lucia Mutikani. Editado en español por Patricio Abusleme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below