26 de noviembre de 2012 / 10:43 / hace 5 años

Disputa política jugará con nervios de inversores en Wall St

Por Rodrigo Campos

NUEVA YORK, 26 nov (Reuters) - La volatilidad es el nombre del juego.

Con el S&P 500 sobre los 1.400 puntos tras cinco días de ganancias, será difícil que los operadores no tomen beneficios ante la primera señal de problemas durante las negociaciones sobre el "abismo fiscal" que se reanudan la próxima semana en Washington.

El presidente Barack Obama y los líderes del Congreso de Estados Unidos estarán discutiendo formas de reducir el déficit presupuestario y evitar el "abismo fiscal", recortes al gasto y aumentos de impuestos automáticos a comienzos del 2013 que podrían llevar a la economía a una recesión.

Mientras que los políticos defienden sus posturas, los mercados reaccionan con fuertes oscilaciones.

El índice CBOE de Volatilidad, conocido como VIX, el barómetro favorito de Wall Street sobre la ansiedad del mercado que usualmente se mueve en relación inversa al S&P 500, pasa por un prolongado descenso en el que el promedio móvil de 200 días se encuentra en su nivel más bajo en cinco años. El VIX podría dispararse si los acuerdos en Washington comienzan a estancarse.

"De ocurrir el abismo fiscal, muchos de los principales activos bajarán en el corto plazo debido al factor miedo y el factor caos", dijo Yu-Dee Chang, operador de ACE Investments en Virginia.

Muchos en el Mercado están de acuerdo en que habrá algún tipo de acuerdo que alimentará el repunte, pero el camino estará lleno de obstáculos políticos en momentos en que los demócratas y republicanos se atrincheran en posiciones defendidas durante las recientes elecciones.

Los liberales quieren incrementos en los impuestos de los estadounidenses más ricos, mientras protegen los progresivos avances en el cuidado de la salud, en tanto, los conservadores defienden profundos recortes a los programas sociales y una ampliación de la base tributaria para recaudar ingresos sin aumentar las tasas impositivas.

ORIENTE MEDIO Y EUROPA

La tensión en Oriente Medio y las conversaciones no resueltas en Europa sobre la ayuda a Grecia podrían sumarse a la incertidumbre y volatilidad en Wall Street podría aumentar, dicen analistas.

Un cese del fuego patrocinado por Egipto entre Israel y Hamas comenzó a regir en la tarde del miércoles después de una semana de conflicto, pero fue roto por el asesinato de un hombre palestino por parte de los soldados israelíes, según el ministro de Relaciones Exteriores palestino.

"Esa clase de posibles conflictos a gran escala podría ciertamente abrumar algunos de los datos fundamentales aquí en casa", dijo Tim Leach, presidente de inversiones en U.S. Bank Wealth Management en San Francisco.

En una noticia positiva para los mercados, el ministro de Finanzas de Grecia dijo que el Fondo Monetario Internacional flexibilizó su meta de reducción de deuda para el país y ahora necesita cubrir una brecha de sólo 13.000 millones de dólares para que recibir un nuevo tramo de ayuda de emergencia.

No obstante, no ha alcanzado un acuerdo, y Grecia está cada vez más frustrada con sus prestamistas, que siguen discutiendo respecto a un acuerdo para liberar nueva ayuda, aún cuando Atenas ha aprobado impopulares recortes de austeridad.

DATOS DE VIVIENDA PODRÍAN CONFIRMAR RECUPERACIÓN

Esta semana estará cargada de datos económicos, en especial en lo que respecta al sector viviendas. Algunas de las cifras han sido afectadas por la tormenta Sandy, que golpeó la Costa Este estadounidense hace más de tres semanas y dejó más de 100 muertos, además de daños por miles de millones de dólares.

Los datos de vivienda, sin embargo, podrían confirmar un rebote en el sector, algo que es visto como un paso necesario para abrir la puerta al gasto y bajar una tasa de desempleo persistentemente alta.

Las ventas de viviendas nuevas en octubre -que se conocerán el miércoles- y los datos de ventas pendientes de casas del mismo mes -que se difundirán el jueves- mostrarían un mercado inmobiliario más fuerte.

Otros datos que resaltan esta semana serán los pedidos de bienes durables de octubre y la confianza del consumidor de noviembre, ambos se divulgarán el martes, y el Índice de Gerentes de Compra de Chicago, el viernes.

El viernes, el S&P 500 cerró su segunda semana con más avance del año, con una ganancia del 3,6 por ciento. Datos alentadores la próxima semana podrían confirmar que, más allá de idas y vueltas con el "abismo fiscal", los fundamentos del mercado son sólidos.

(Reporte de Rodrigo Campos; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

REUTERS MSS HG RF

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below