Serían declarados culpables policías mexicanos que atacaron agentes EEUU

miércoles 31 de octubre de 2012 19:39 ART
 

MEXICO DF, 31 oct (Reuters) - Policías federales de México serían declarados culpables de un ataque armado contra dos agentes de la CIA, la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, ocurrido en agosto al sur de la Ciudad de México y que al inicio fue catalogado como una confusión.

La fiscal federal de México, Marisela Morales, dijo el miércoles que existen elementos para acusar a los policías, un paso previo al juicio. Pero no aclaró si la acción sería contra los 14 agentes detenidos o contra algunos de ellos.

"Por el momento, todo deriva en que sí va a haber elementos para consignar. Estamos analizando precisamente cada una de las conductas de cada uno de ellos para poder establecer los delitos", afirmó.

El plazo para establecer su culpabilidad o inocencia por parte de la fiscalía vence el 15 de noviembre, por lo que antes de esa fecha el organismo debe decidir sobre el caso.

La agresión ocurrió el 24 de agosto cuando los agentes, acompañados por personal de la Marina mexicana, se dirigían a un entrenamiento al que habían acudido durante una semana, a bordo de una camioneta blindada con placas diplomáticas.

Testigos de la localidad de Tres Marías, donde ocurrió el ataque, dijeron que los atacantes no vestían de policías sino de civil y que llevaban rifles. Relataron que los policías persiguieron a la camioneta de los agentes disparando desde autos sin identificación, tratando de arrinconarla.

El vehículo fue perseguido por unos cuatro kilómetros antes de detenerse y fueron encontrados en la escena casquillos de rifles de asalto AK-47, arma conocida como "cuerno de chivo", que no es utilizada por la policía mexicana pero sí por cárteles de la droga.

Estados Unidos apoya a México en su combate contra estas organizaciones, también dedicadas a secuestros y extorsiones, pero a lo largo del gobierno de Felipe Calderón han ocurrido varios incidentes como este que han puesto piedras en la relación bilateral.

En febrero de 2011 un agente de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos fue asesinado por narcotraficantes en México y otro resultó herido.

Desde el inicio de la campaña antinarco lanzada por Calderón a poco de asumir, en diciembre del 2006, cerca de 60,000 personas han muerto en una estrategia con policías federales, soldados y marinos que ha sido seriamente cuestionada.

Calderón traspasará el mando el 1 de diciembre a Enrique Peña Nieto, del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), de cuya futura estrategia contra la delincuencia organizada se conocen pocos detalles. (Reporte de Lizbeth Díaz, editado por Anahí Rama.)