24 de octubre de 2012 / 5:23 / en 5 años

Senado de México cambia reforma laboral, podría quedar congelada

* Senadores avalan voto secreto y rendición de cuentas en sindicatos

* Reforma debe regresar a Cámara de Diputados para su discusión

* Proyecto corre el riesgo de quedar enredado en vaivén legislativo

Por Miguel Angel Gutiérrez

MEXICO DF, 24 oct (Reuters) - El Senado de México aprobó con cambios una polémica reforma laboral avalada antes por la Cámara de Diputados para incluir planes que afectarían a los poderosos sindicatos, con lo que corre el riesgo de quedar congelada en un vaivén legislativo.

La iniciativa, considerada la mayor reforma económica de los últimos años y que modificaría por primera vez en más de cuatro décadas las reglas del enorme mercado laboral de la segunda mayor economía latinoamericana, incluye modalidades de contratación más flexibles dirigidas a detonar la creación de empleos.

Pero en encendidos debates que terminaron el miércoles en la madrugada los senadores también modificaron artículos aprobados por los diputados para obligar a los sindicatos -aliados históricos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del presidente electo Enrique Peña Nieto- a rendir cuentas sobre las cuotas que les entregan los trabajadores.

Decenas de millones de dólares pasan cada año por las manos de los jefes de grandes sindicatos, como el de los maestros o el de los trabajadores petroleros, sin que estén obligados a informar sobre el manejo de esos fondos.

Los senadores incluyeron además el voto libre, directo y secreto de los trabajadores en la elección de sus dirigentes, algunos de los cuales llevan en esos puestos más de 30 años.

“El voto democrático presume y presupone características y condiciones esenciales, la celebración de elecciones periódicas mediante el sufragio libre, directo y secreto”, dijo el senador Javier Corral, del oficialista Partido Acción Nacional (PAN).

“La vida sindical no es un fuero ni es un privilegio sino una responsabilidad de todos sus agremiados”, agregó.

PIERDE EL PRI

La Cámara de Diputados aprobó a finales de septiembre la reforma, propuesta por el presidente saliente Felipe Calderón, pero con cambios que impulsó un ala dura del PRI para no afectar los intereses de sindicatos, que fueron pilares de los gobiernos priistas del siglo pasado.

Pero los senadores de izquierda y el oficialismo impulsaron los cambios en debates de la reforma en la Cámara alta que iniciaron el martes al mediodía para que se asemejara a la que propuso originalmente Calderón.

Los senadores del PRI votaron en contra de las modificaciones al considerar que constituyen una violación a la autonomía sindical plasmada en la Constitución.

“Una cosa es fortalecer en las normas, en las leyes la democracia sindical y la rendición de cuentas, y otra muy distinta es imponer procedimientos y estatutos ajenos a la voluntad de los trabajadores”, dijo el priista Humberto Mayans.

Esto implica que la iniciativa tendrá que regresar otra vez a la Cámara de Diputados, con lo que -según algunos legisladores y analistas- podría perder su carácter de preferente y con ello correr el riesgo de quedar congelada.

La reforma también contempla regular el “outsourcing” o la subcontratación para evitar que los patrones evadan beneficios que corresponden a los trabajadores, y el pago por hora.

Según el Gobierno, con la reforma laboral se generarían 400,000 nuevos empleos al año, lo cual resolvería parcialmente el desempleo ya que analistas estiman que las necesidades del país son de un millón de plazas laborales anuales. (Reporte de Miguel Angel Gutiérrez. Editado por Carlos Aliaga)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below