Casos de tortura crecen en México en medio de lucha antinarco:AI

jueves 11 de octubre de 2012 20:59 ART
 

Por Lizbeth Diaz

MEXICO DF, 11 oct (Reuters) - Las denuncias de tortura en México han ido al alza desde que el Gobierno lanzó hace casi seis años operativos contra los cárteles del narcotráfico en los que actualmente participan decenas de miles de militares y policías federales, dijo el jueves Amnistía Internacional (AI).

El organismo dijo que los casos crecieron al menos un 400 por ciento desde diciembre del 2006 -cuando comenzaron los operativos- hasta el 2011.

El dato surge de las denuncias relacionadas con delitos federales que recibió la autónoma Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México. En ese periodo de cinco años sumaron 4,841 denuncias de tortura, según AI.

Durante el primer año del Gobierno del presidente Felipe Calderón, la CNDH recibió 392 quejas por casos de tortura, frente a los 1,627 del año pasado, dijo en rueda de prensa Alberto Herrera, director ejecutivo de Amnistía Internacional en México.

"En lugar de detener a las personas y llevarlas a ministerios públicos(...) las llevan a cuarteles del Ejército y nunca sabemos qué pasa (...) Algunas veces concluyen (los casos) en desapariciones, tenemos casos documentados", dijo Herrera.

Calderón, quien dejará la presidencia el 1 de diciembre a Enrique Peña Nieto, del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), ha defendido los operativos y el trabajo que realizan las fuerzas federales ante la amenaza que representan los cárteles de las drogas.

Durante la gestión de Calderón han sido capturados o abatidos destacados líderes de cárteles de las drogas. El caso más reciente es el de Heriberto Lazcano, máximo líder de los sanguinarios Zetas, abatido por Marinos esta semana.

Herrera dijo que no existe certeza de que Peña contemple cambios para cambiar la tendencia, pues cuando fue gobernador del Estado de México, el más poblado del país, hubo un incremento significativo en asesinato de mujeres, actos de represión y casos de impunidad.   Continuación...