PERFIL-Lazcano, el soldado que llegó a jefe de los Zetas

martes 9 de octubre de 2012 15:56 ART
 

Por Tomas Sarmiento y Michael O'Boyle

MEXICO DF, 9 oct (Reuters) - El temido capo del narcotráfico Heriberto "El Lazca" Lazcano, abatido el domingo por efectivos de la Marina mexicana, abandonó muy joven las filas del Ejército y llegó a ser uno de los criminales más sanguinarios utilizando las tácticas que aprendió vistiendo el uniforme verde olivo.

El líder del brutal cártel de Los Zetas, también conocido como "El Verdugo", fue uno de los soldados reclutados a finales de la década de 1990 por el otrora líder del cártel del Golfo, Osiel Cárdenas, para crear el brazo armado de su organización de narcotráfico.

Pero con la captura y posterior extradición de Cárdenas, el cártel se desordenó y los Zetas al mando de Lazcano comenzaron a obtener más poder e independizarse del Golfo, con el que rompieron en el 2010 para lanzar una feroz lucha por los territorios y las rutas para el tráfico de drogas.

Lazcano era uno de los hombres más buscados, con una recompensa de 5 millones de dólares por parte de Estados Unidos y de 30 millones de pesos (unos 2.3 millones de dólares) por parte del Gobierno mexicano para quien aportara información que llevara a su captura.

Sólo el escurridizo Joaquín "El Chapo" Guzmán, enemigo de los Zetas y líder del cártel de Sinaloa, la mayor organización del narcotráfico, tiene una recompensa similar sobre su cabeza.

"El Lazca", cuyo grupo fue responsable de algunas de las mayores atrocidades cometidas por los cárteles durante la cruzada contra la delincuencia lanzada en el 2006 por el presidente Felipe Calderón, murió a tiros a manos de marinos en la pequeña localidad de Progreso, en el norteño estado mexicano de Coahuila, cerca de la frontera con Estados Unidos.

No es la primera vez que el delincuente es reportado muerto. En el 2007 se dijo equivocadamente que había fallecido tras un enfrentamiento con militares en el también norteño estado de Tamaulipas, para luego conocerse que seguía comandando su organización criminal.

El lunes en la madrugada, horas después de ser abatido, su cuerpo fue robado de las instalaciones de una funeraria a la que había sido llevado para que se le practicara la necropsia, en una escena digna de una película.   Continuación...