México dice acuerdo comercio tomate con EEUU tardaría semanas

lunes 8 de octubre de 2012 15:44 ART
 

MEXICO DF, 8 oct (Reuters) - Productores de tomate mexicanos entregarán una propuesta a sus contrapartes estadounidenses para tratar de zanjar una disputa sobre el comercio de ese producto, pero aunque las conversaciones avanzan favorablemente, un acuerdo podría tardar semanas, dijo el lunes el secretario de Economía de México.

A finales de septiembre, Estados Unidos anunció que decidió preliminarmente poner fin a un pacto de precios que regulaba el comercio bilateral de tomates, pero que era rechazado por productores de Florida, aunque estará vigente hasta que se tome una decisión final en un plazo no mayor a 270 días.

El pacto es conocido como "acuerdo de suspensión" dado que en 1996 el Departamento de Comercio de Estados Unidos suspendió una investigación antidumping contra México y negoció un precio mínimo al que pueden venderse los tomates mexicanos en ese país.

"Los tomateros están entregando esto (una propuesta) a sus contrapartes y finalmente están pudiendo entrar en una discusión con una propuesta específica", dijo a reporteros el secretario de Economía de México, Bruno Ferrari.

La semana pasada, el subsecretario mexicano de Comercio Exterior, Francisco de Rosenzweig, se reunió en Washington con representantes de la industria mexicana del tomate y funcionarios del Gobierno del presidente Barack Obama para tratar de avanzar en una nueva negociación.

Por su parte, Ferrari se reunió en Chicago con empresarios del Chicago Council of Global Affairs, con quienes habló sobre la disputa del tomate.

"Ya estamos viendo un enfoque muy diferente del Departamento de Comercio, también hemos podido platicar con otras autoridades de Estados Unidos", dijo Ferrari.

"Debe de ser en la próximas semanas (un acuerdo) porque finalmente México está haciendo una propuesta y tenemos que tener una respuesta sobre ello", añadió.

El tomate es el principal producto agropecuario que México exporta a Estados Unidos. Los envíos ascendieron a 1,880 millones de dólares en el 2011, según datos oficiales, cuando en 1996 fueron de 580 millones de dólares.

Grupos empresariales de Estados Unidos dijeron la semana pasada que están preocupados por una eventual guerra comercial con México si Washington mantiene su decisión de concluir el acuerdo comercial sobre tomate. (Reporte de Adriana Barrera; Editado por Javier López de Lérida)