8 de octubre de 2012 / 16:08 / en 5 años

México presenta a capo Zeta ligado a masacres de inmigrantes

* "Ardilla" lideraba combates contra cártel del Golfo

* También lo vinculan a "narcofosas" y fugas de reos

MEXICO DF, 8 oct (Reuters) - La Marina de México presentó el lunes a Salvador "Ardilla" Martínez, un capo del sanguinario cártel de los Zetas señalado como el autor intelectual de las dos peores masacres de inmigrantes ligadas a la ola de violencia de los cárteles del narcotráfico ocurridas en 2010 y 2011.

Martínez, presunto jefe regional de los Zetas en Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, tres estados norteños de los más azotados por la violencia, fue arrestado el fin de semana en la ciudad de Nuevo Laredo, fronteriza con Estados Unidos, dijo el portavoz de la Marina, José Luis Vergara.

El capo, quien lideraba directamente combates contra el cártel del Golfo, el otrora aliado de su organización criminal, también es señalado como hombre de confianza de uno de los dos líderes máximos de los Zetas, Miguel Angel "El Z-40" Treviño.

El hallazgo en agosto del 2012 en la localidad de San Fernando, en Tamaulipas, de 72 inmigrantes indocumentados de Centroamérica y Sudamérica que fueron asesinados por los Zetas, se sumó a decenas de cadáveres de inmigrantes locales que fueron tirados en fosas comunes en el 2011 y en la misma área.

Muchas de estas víctimas se dirigían a la frontera con Estados Unidos y fueron asesinados supuestamente por no querer unirse a las filas de los Zetas o porque no pagaron las extorsiones que les pedían.

Otra hipótesis indica que los Zetas creían que los inmigrantes iban a engrosar las filas de sus enemigos del Golfo y por eso los asesinaron.

"Es el presunto responsable de las narcofosas encontradas en el estado de Tamaulipas, con más de 200 cadáveres y la ejecución de más de 50 personas por su propia mano en diferentes partes de la República", dijo Vergara al presentar a Martínez.

Autoridades piensan que Martínez también está ligado con una reciente fuga de 132 reos del penal de Piedras Negras, en Coahuila, y otra de 151 reos del penal de Nuevo Laredo, en diciembre del 2010.

Unas 60,000 personas han muerto por la violencia relacionada con el narcotráfico desde que el presidente Felipe Calderón asumió en diciembre del 2006, y lanzó operativos directos contra los cárteles de las drogas.

El presidente electo, Enrique Peña Nieto, asumirá el 1 de diciembre. (Reporte de Miguel Angel Gutiérrez. Editado por Anahí Rama y Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below