5 de octubre de 2012 / 22:13 / en 5 años

México investiga policías por asesinato hijo de destacado político

MEXICO DF, 5 oct (Reuters) - Agentes de policía están entre los sospechosos bajo investigación por el asesinato esta semana del hijo de un ex dirigente del partido político más poderoso de México.

Homero Ramos, fiscal general del estado de Coahuila, dijo el viernes que han sido arrastradas siete personas en relación con el asesinato de José Eduardo Moreira, hijo de Humberto Moreira, un ex presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En declaraciones a una cadena de radio local, declaró que aparentemente funcionarios locales, entre ellos policías municipales, estuvieron involucrados en el asesinato.

"En la primera instancia existe la evidencia de que algunos policías municipales participaron aleatoriamente en los hechos", dijo.

En México es común que policías locales resulten involucrados en delitos graves, ya que muchas veces son sobornados para ponerse al servicio de los cárteles de la droga.

Algunos policías municipales en el país tienen salarios tan bajos como 7,000 pesos (550 dólares) mensuales, lo que los deja expuestos a las carretadas de dinero de los cárteles.

La clase política del país fue sacudida por la noticia de la muerte de José Eduardo Moreira, miembro de una de las familias de políticos más conocidos en el PRI, partido que gobernó al país de 1929 al 2000 y que regresará al poder el 1 de diciembre cuando asuma la presidencia Enrique Peña Nieto.

El cadáver de Moreira fue encontrado la noche del miércoles cerca de la fronteriza Ciudad Acuña, un tradicional punto de cruce para narcotraficantes.

Según reportes de algunos medios, el cártel de Los Zetas ejecutó el asesinato en venganza por la muerte de un familiar de Miguel Treviño, un cabecilla de la banda, a manos de las fuerzas de seguridad en el estado de Coahuila esta semana.

Ramos dijo que ésta podría ser una explicación.

Antes de tomar la presidencia del PRI, Humberto Moreira fue gobernador de Coahuila, puesto que actualmente desempeña su hermano Rubén.

Moreira describió el jueves a su hijo, quien trabajaba para el gobierno estatal, como una víctima de la violencia que asola a México, pero no dio más detalles.

Más de 60,000 personas han muerto a causa de la violencia del narcotráfico desde que el presidente Felipe Calderón lanzó una campaña militar contra los cárteles al asumir el cargo hace casi 6 años.

Humberto Moreira, quien fue un crítico del enfoque de Calderón para encarar la violencia de los cárteles, dejó la dirigencia del PRI en diciembre envuelto en un escándalo por el manejo de las finanzas de Coahuila durante su administración.

La deuda del estado se disparó durante su gestión. (Reporte de Dave Graham. Editado por Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below