Queman alcaldía y sueltan a 80 reos en riña poselectoral México

lunes 1 de octubre de 2012 17:18 ART
 

MEXICO DF, 1 oct (Reuters) - Militantes de izquierda descontentos con el resultado electoral en un municipio en el sur de México quemaron la alcaldía del lugar y soltaron a 80 reos al abrirle las celdas de la prisión preventiva en la que estaban detenidos, informaron el lunes autoridades.

Los hechos ocurrieron el domingo en el estado de Chiapas luego de que la autoridad electoral ratificó el triunfo en los comicios de julio del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en la alcaldía de Motozintla, un municipio cercano a la frontera entre México y Guatemala.

Integrantes del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) reaccionaron enardecidos y 31 de ellos fueron detenidos, dijo el secretario de Gobierno de Chiapas, Noé Castañón.

Un funcionario de la prisión preventiva de la que salieron los reos dijo a Reuters en condición de anonimato que los manifestantes "estaban bien enojados, quemaron la presidencia municipal (alcaldía), dos patrullas y se robaron varios carros para poder escapar. Hicieron además muchos destrozos".

De los presos, 24 fueron recapturados el lunes, agregó el funcionario. La mayoría tiene procesos penales pendientes por delitos de violación, robo con violencia, homicidio y narcomenudeo, entre otros.

"Ahorita hay feria (parque de diversiones) en Motozintla, hasta esa la quemaron, todos los juegos (...) Sí que nos fue como en feria (mal)", expresó.

Hasta la mañana del lunes se mantenían operativos de búsqueda de los presos por parte de la policía estatal de Chiapas y del municipio afectado.

"Se hizo un operativo desde ayer (domingo) con la policía estatal y local. Ya se han recapturaron a 24 personas, hasta el momento, creemos que algunos sí pudieron haber salido del estado, algunos que tienen más posibilidades económicas", dijo el funcionario.

Aunque este episodio no está relacionado con delincuencia organizada, se produce en medio de una serie de fugas de prisioneros, muchos de ellos peligrosos sicarios de los cárteles del narcotráfico, lo que ha dejado en evidencia la extendida corrupción en los penales. (Reporte de Lizbeth Diaz, editado por Anahí Rama y Silene Ramírez)