25 de septiembre de 2012 / 19:18 / en 5 años

ACTUALIZA 2-México proyecta tibia reforma laboral, prueba a Peña

6 MIN. DE LECTURA

* Queda fuera plan de controlar sindicatos, aliados históricos de PRI

* Cambios a proyecto de Calderón tras presiones de partido de Peña

* Legisladores, bajo presión para aprobar reforma por ser preferente (Agrega protestas afuera de Cámara de Diputados, fecha para votación)

Por Miguel Angel Gutiérrez

MEXICO DF, 25 sep (Reuters) - Los diputados mexicanos aprobarían esta semana una polémica reforma laboral que dejaría fuera un plan para controlar a los sindicatos, históricos aliados del PRI, en una muestra de que el partido del presidente electo, Enrique Peña Nieto, no respaldaría algo que amenace añejos intereses corporativos.

El proyecto de dictamen de la reforma, del que Reuters obtuvo una copia, modifica una iniciativa presentada por el presidente saliente Felipe Calderón que proponía obligar a los sindicatos a rendir cuentas de sus finanzas, algo que no existe actualmente y es el origen de una extendida corrupción sindical.

La mayoría de los sindicatos del país, como el de maestros, el más numeroso de América Latina, surgieron bajo la égida del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó México por 71 años hasta el 2000 y el 1 de diciembre regresará al poder con Peña Nieto.

A pesar de que el futuro mandatario se ha mostrado proclive a reformas como la laboral, observadores ven en la vieja guardia del PRI el problema más álgido que tendrá que enfrentar Peña. El proyecto de Calderón habría puesto a prueba en cuánto está dispuesto a enfrentarse a los viejos dirigentes.

La iniciativa de Calderón, presentada el 1 de septiembre y que el martes comenzó a discutirse en una comisión de diputados, sacó chispas entre dirigentes gremiales que son legisladores del PRI, quienes presionaron para hacer más tibios los puntos que buscan afectar la autonomía sindical.

El proyecto de dictamen ignoró propuestas como el voto libre, directo y secreto en la elección de jefes sindicales, además de que las organizaciones estén sujetas a auditorías y que los sindicatos que no informen a los trabajadores el destino de sus aportes obligatorios podrían perder esas contribuciones.

También dejó fuera una propuesta para poner un tiempo límite a las huelgas para que no signifiquen pérdidas millonarias a las empresas.

En cambio, el documento plantea incluir en los estatutos de los sindicatos algunas reglas para la rendición de cuentas que considere el derecho de los trabajadores a recibir información del manejo de los recursos, pero sin fijar plazos o medidas concretas para ello.

"Hemos eliminado todo lo de transparencia sindical y voto secreto, esa era la bandera de Calderón y la hemos eliminado de este documento.. .no demos pasos atrás", dijo Luisa María Alcalde, una diputada izquierdista durante las discusiones de la iniciativa en la comisión de Trabajo.

Dinero a Manos Llenas

La reforma a la Ley Federal del Trabajo, que no ha sido modificada sustancialmente desde hace cuatro décadas, sería votada el miércoles en la comisión de diputados para ser llevada el jueves al pleno, de acuerdo a lo planeado por legisladores.

Por su parte, Marcelo Torres, diputado del Partido Acción Nacional (PAN), de Calderón, reprochó que en el proyecto de dictamen haya quedado fuera ventilar las finanzas de las organizaciones, a lo que priistas respondieron que esto suponía violar los derechos laborales plasmados en la Constitución como el libre de derecho de asociación y la autonomía sindical.

"El PRI lo único que está haciendo es cuidar los derechos de los trabajadores", dijo el jefe de los diputados priistas, Manlio Fabio Beltrones.

"Estoy convencido que combinar respeto a los derechos, junto con flexibilidad y modernización laboral, es lo que le conviene a este país", agregó.

Decenas de millones de dólares pasan cada año por las manos de los jefes de grandes sindicatos, como el de maestros o el de trabajadores petroleros, sin que estén obligados a informar sobre el manejo de esos fondos.

La propuesta de Calderón no sólo puso al PRI en un aprieto por lo álgido del tema, sino que fue presentada como una de las iniciativas preferentes en el Congreso, lo que implica que debe ser aprobada o rechazada a más tardar a fines de octubre.

Legisladores del PRI y del PAN han dicho que aprobarán a tiempo la reforma, que incluye regular el "outsourcing" o subcontratación c o n el propósito de evitar que el patrón evada beneficios para los trabajadores, modalidades de contratación más flexibles y el pago por hora.

Según el PAN, con esta parte de la reforma se generarían 400,000 nuevos empleos al año, lo cual resolvería parcialmente el desempleo, uno de los principales problemas de la segunda economía latinoamericana.

Cientos de sindicalistas ligados a la izquierda protestaron en las inmediaciones de la Cámara Baja contra la aprobación de la reforma argumentando que le daría más facultades a los empresarios para despedir a trabajadores al flexibilizar los contratos laborales.

Luego de que la reforma sea aprobada por el pleno de los diputados pasará al Senado, que tendrá 30 días para darle el visto bueno. (Reporte adicional de Dave Graham. Editado por Anahí Rama)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below