BREAKINGVIEWS-Carlos Slim paga por establecer una base en Europa

martes 8 de mayo de 2012 10:12 ART
 

(El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Sus opiniones son personales)

Por Quentin Webb

LONDRES, 8 mayo (Reuters) - Carlos Slim está pagando para establecer una base en Europa. El hombre más rico del mundo está ofreciendo 2.600 millones de euros (3.450 millones de dólares) para aumentar sus participación en KPN, el aproblemado operador holandés de telecomunicaciones, desde su actual 4,8 por ciento.

América Móvil, la empresa de telefonía del magnate mexicano, está despegando mientras las acciones de KPN se marchitan. Pero hay buenas razones para considerar que los títulos de la empresa que es objeto de la oferta están baratos.

A 8 euros por acción, el incremento de participación supone un 23,5 por ciento de premio frente al cierre de KPN en la jornada anterior. Esa es la mejor noticia que los inversores en KPN han escuchado en mucho tiempo. El retorno total para los accionistas ha sido negativo en un 33 por ciento en los últimos doce meses. Ya este año el nuevo presidente ejecutivo, Eelco Blok, fue obligado a olvidarse de recompras de acciones y guías de dividendo.

Pero es difícil saber qué es lo que pretende Slim. Al precio de cierre la acción se negociaba con un valor equivalente a 4,3 veces el EBITDA. No se ve caro a primer vista, pero de hecho es un múltiplo en línea con las valoraciones del deprimido sector de telecomunicaciones en Europa.

KPN, que una vez fue reconocida por ofrecer efectivo a sus inversores al igual que sus competidores, ahora se enfrenta a una enorme factura por inversiones para asegurar que sus redes pueden hacer frente a la demanda de tráfico de datos de teléfonos inteligentes y tabletas.

Para complicar más las cosas, sus rivales en internet se han llevado ingresos por transmisión de voz y textos, y un nuevo competidor puede hacer las cosas más complejas en su mercado local de telefonía móvil.

El jefe financiero de América Móvil dice que una mayor participación le ayudará a "seguir más de cerca los mercados europeos". Es bastante caro para un análisis de mercado, pero quizás Slim cree que una representación en el directorio le ayudará a dirigir la reestructuración de KPN.

La movida de Slim puede tener además una perspectiva latinoamericana. KPN se está retirando de los mercados internacionales, pero manteniendo su unidad alemana, que puede ser muy grande para compradores de capital privado por su valor de unos 6.000 millones de euros.

Una solución que se menciona frecuentemente es una alianza con la unidad local de Telefónica. La endeudada empresa española no puede asumir una adquisición, pero quizás puede traspasar unidades de América Latina a Slim. Como poco el magnate mexicano tendrá un asiento en una mesa cuando y si es que hay un negocio. (quentin.webb@thomsonreuters.com; Editado en español por Javier López de Lérida)