Tasas bonos México bajan por inflación, siguen a bonos EEUU

jueves 22 de marzo de 2012 18:45 ART
 

MEXICO DF, 22 mar (Reuters) - Las tasas de los bonos mexicanos de largo plazo bajaron el jueves tras la publicación del dato local de inflación de la primera quincena de marzo, que resultó mucho menor a lo esperado por los analistas.

El rendimiento del bono de 10 años, con fecha de vencimiento del 9 de junio del 2022, cayó 0.06 puntos frente a su cierre del miércoles, a un 6.37 por ciento, de acuerdo con intermediarios.

Por su parte, la tasa del bono a 20 años, con vencimiento el 29 de mayo del 2031, cerró en 7.26 por ciento, 0.04 puntos por debajo de su cierre previo, también en su segunda sesión consecutiva de bajas.

En los primeros quince días de marzo, los precios al consumidor subieron un leve 0.05 por ciento, muy por debajo del 0.15 por ciento esperado por los economistas, lo que reafirma las expectativas de un periodo largo de estabilidad para la tasa clave de interés.

"La curva cerró con un aplanamiento, vimos cuentas extranjeras comprar las notas de 10 años temprano en la jornada y a jugadores locales comprando la parte corta luego del dato de inflación mejor al esperado", dijo un operador.

Por otro lado, los bonos del Tesoro de Estados Unidos se vieron beneficiados por la demanda por activos seguros ante nuevas evidencias de una desaceleración de la economía global, tras reportes negativos en China y la zona euro.

"Si el sentimiento del mercado se inclina hacia los problemas de crecimiento (China y Europa), podríamos regresar a la correlación con el tipo de cambio, pero mientras tanto el mercado seguirá a las tasas del Tesoro (estadounidense)", agregó el operador.

La actividad fabril china cayó por quinto mes consecutivo, en una pésima señal para el crecimiento global, mientras que la economía europea dio un inesperado giro negativo en marzo, ante una brusca caída en la actividad de Francia y Alemania.

Por otra lado, un reporte de Bank of America-Merrill Lynch señaló que la reciente publicación de datos robustos en Estados Unidos es un buen augurio para prolongar la tenencia de bonos mexicanos. (Reporte de Lorena Segura)