BHP responde a inquietudes sobre gastos en megaproyectos

miércoles 2 de mayo de 2012 10:00 ART
 

LONDRES, 2 mayo (Reuters) - La minera BHP Billiton buscó aplacar a los inversores preocupados por su gasto en "“megaproyectos", prometiendo disciplina y ventas potenciales de activos no esenciales en uno de los esfuerzos más claros del sector para abordar los temores del mercado sobre el costo del crecimiento.

BHP, la minera más grande del mundo, ya dijo previamente que “"vivirá dentro de sus posibilidades", pero el miércoles dio otro paso para calmar las preocupaciones, en momentos en que los inversores en el sector se quejan sobre un posible aplanamiento de la demanda de algunas materias primas mientras que la línea de crecimiento orgánico del sector suma unos 180.000 millones de dólares.

Alberto Calderón, el presidente ejecutivo de aluminio, níquel y desarrollo corporativo de BHP, dijo en una presentación que la compañía tenía una “"flexibilidad sustancial" para secuenciar las inversiones -escalonar su progreso- y haría que el gasto coincida con los flujos de dinero.

Al delinear el plan de BHP, Calderón dijo que los proyectos "serían “aprobados en una secuencia que maximiza el valor, reduce el riesgo y equilibra rendimientos a corto y largo plazo".

Calderón dijo que BHP estaba comprometida a repartir dividendos en forma progresiva, pero dio pocas esperanzas a los inversores que esperaban que una mayor disciplina en proyectos importantes pudiera significar una nueva recompra de acciones.

Sin embargo, el ejecutivo no dejó de señalar que la minera podría vender más operaciones no esenciales, en una postura común en todo el sector mientras los principales protagonistas se centran en operaciones simples a gran escala.

"Los negocios deben ganarse el derecho de seguir en la cartera", dijo Calderón en la presentación.

BHP ha dicho que podría vender su mina de diamantes canadiense, EKATI, y está vendiendo su parte en Richards Bay Minerals, una productora sudafricana de minerales de titanio, a Rio Tinto. (Reporte de Clara Ferreira-Marques, editado por Gabriel Burin)