Real no frena depreciación, bolsa brasileña cae sobre el final

miércoles 21 de septiembre de 2011 18:39 ART
 

SAO PAULO, sep 21 (Reuters) - El real brasileño se depreció el miércoles más de un 3,5 por ciento y sufrió su peor retroceso diario en casi 3 años por temores respecto a la crisis de deuda europea, mientras que la bolsa local cerró en baja luego de pasar casi todo el día en terreno positivo.

El real BRBY perdió un 3,62 por ciento contra el dólar estadounidense, en su mayor depreciación diaria en casi tres años y registrando su cierre más bajo en más de 15 meses.

La moneda brasileña cerró en el mercado minorista al contado a 1,8565 unidades por dólar, su nivel más bajo de cierre desde el 7 de junio del 2010. El descenso fue el más grande en un día desde el 22 de octubre del 2008, en medio de la crisis bancaria en Estados Unidos.

En el mercado interbancario, el real se debilitó un 3,75 por ciento, cotizando a 1,8565/1,8580 unidades por dólar.

Algunos ven al banco central brasileño cómodo con un real debilitándose hasta 1,90 unidades por dólar -y otros llevan ese nivel a 2 reales por dólar-, dado que eso ayudaría a la industria manufacturera local, que se ha quejado de un real fuerte que socava su ventaja competitiva en el exterior.

"No vemos la posibilidad de una intervención (del banco central) ahora", dijo Mario Battistel, jefe de cambios de Fair Corretora, una correduría cambiaria de Sao Paulo.

"Cuando la gente dice que el banco central venderá dólares, imaginan que el real está muy débil. Pero el consenso verdadero es que el real está firme", agregó.

En el mercado bursátil, el índice referencial Bovespa .BVSP siguió el desmejoramiento de los mercados externos después del comunicado de la Reserva Federal, pero sin embargo la caída fue menor que la de Wall Street, en parte por la apreciación del dólar que desvaloriza a las acciones locales para los inversores extranjeros.

El índice cerró con un un descenso del 0,7 por ciento, a 55.981 puntos, con un volumen negociado de 6.800 millones de reales.   Continuación...