12 de septiembre de 2011 / 14:03 / hace 6 años

Presupuesto Argentina 2012 contemplaría otra vez uso de reservas

7 MIN. DE LECTURA

* Gobierno usa hasta 7.500 mln dlr reservas para pago deudas 2011

* Reservas libre disponibilidad caen, Gobierno necesita opciones

* Oposición quiere debatir Presupuesto 2012, rechazo improbable

Por Hilary Burke

BUENOS AIRES, sep 12 (Reuters) - El Gobierno de Argentina conservaría en el presupuesto del 2012 la facultad de usar reservas internacionales para pagar deuda, pero analistas advierten que no podrá depender exclusivamente de esos fondos y que podría necesitar emitir deuda en los mercados de crédito.

La presidenta Cristina Fernández enviará el proyecto de presupuesto al Congreso a más tardar el jueves.

A diferencia del año pasado, se espera que la ley sea aprobada luego de que las elecciones primarias de agosto dejaron golpeada a la oposición.

Fernández ganó por una amplia diferencia esas elecciones y ahora lidera con comodidad los sondeos para los comicios del 23 de octubre.

Desde esta posición de fortaleza, se espera que el Gobierno obtenga autorización para usar las reservas para el pago de deuda con acreedores privados por tercer año consecutivo. Funcionarios se han negado a hacer comentarios sobre esto.

El anterior presidente del Banco Central fue despedido de su cargo a principios del 2010 por resistirse al pedido del Gobierno de utilizar reservas.

El Gobierno finalmente logró usar reservas, las cuales fueron reemplazadas gracias a las fuertes exportaciones y a un tipo de cambio estable.

Pero este no es el caso ahora, con un alza en la salida de capitales y el superávit comercial en descenso. Por lo tanto, si bien la decisión es menos controversial políticamente, es considerada más riesgosa desde el punto de vista económico.

"No tengo información fehaciente de cómo va a venir (el presupuesto), si se va a prever la utilización de reservas. Me parece que debería estar prevista y en todo caso oportunamente se decidirá en función de las variables que se den en el momento", dijo Hugo Prieto, miembro de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados y aliado de Fernández.

La economía de Argentina está creciendo a un ritmo de aproximadamente el 9 por ciento por año, pero algunos economistas advierten que la alta inflación, un peso menos competitivo y políticas poco ortodoxas podrían generar una desaceleración.

Un decreto gubernamental en el que se autorizó el uso de reservas en el 2011 especificó la utilización de hasta 7.500 millones de dólares, al igual que el texto del proyecto de presupuesto de 2011, que el Congreso no votó.

Cambio De Condiciones

Claudio Lozano, economista y legislador opositor, admitió que el Gobierno podría utilizar un escrito similar para mantener la opción de usar reservas el año próximo.

Pero Lozano dijo que las condiciones han cambiado en la tercera economía de América Latina, lo que impide al Gobierno acceder al mismo monto de reservas en el 2012.

"En este contexto nuevo, donde ya no hay superávit fiscal ni las cuentas externas están tan bien, lo más probable es que vayan a tomar deuda, más allá de que alguna parte la vuelvan a cubrir con reservas", dijo Lozano, quien señaló que el Gobierno podría tratar de emitir deuda en el mercado local o global.

Si Argentina regresa a los mercados globales de crédito, sería la primera vez desde el cese de pago de unos 100.000 millones de dólares en deuda soberana en 2001/2002. Eso representaría un fuerte giro para Fernández, cuyas políticas se enfocaron en reducir la deuda.

El Gobierno podría verse forzado a emitir deuda después de que las reservas de libre disponibilidad, que son las que superan el monto necesario para respaldar la base monetaria, cayeran a sólo 5.900 millones de dólares el 26 de agosto desde 11.200 millones de dólares de enero, según datos del Banco Central.

Esta caída refleja el actual uso de reservas para pagar deuda, como también un aumento de casi el 40 por ciento interanual en la base monetaria, producto de la alta inflación y la política monetaria expansiva.

Además, se debe a la salida de capitales y a un superávit comercial que decrece, situaciones que forzaron al Banco Central a vender en los últimos meses más reservas en dólares en el mercado de cambios para contener la depreciación del peso.

Algunos analistas dicen que el Gobierno podría permitir que el peso se deprecie a un ritmo más rápido para reducir la base monetaria medida en dólares, y de esa manera contar con más reservas de libre disponibilidad.

El diario Ambito Financiero reportó la semana pasada que el Gobierno eventualmente podría tratar de modificar la legislación que requiere que las reservas respalden la base monetaria completa, un vestigio de la relación cambiaria de un peso por dólar de la década de 1990.

Sin Supervision

La oposición, que controla la Cámara de Diputados desde el 2009, criticó los proyectos de presupuesto de los últimos años porque preveían una inflación, un crecimiento económico y unos ingresos públicos mucho menores a los reales, lo que le permitía al Gobierno realizar gastos adicionales sin la supervisión del Congreso.

Lozano señaló que este gasto adicional promedió 42.000 millones de pesos (cerca de 9.500 millones de dólares) por año en el último lustro.

La inflación ha sido un tema espinoso en Argentina desde 2007, cuando la virtual intervención del Gobierno en el organismo oficial de estadísticas llevó a las mediciones oficiales de precios a marcar alzas que no alcanzan la mitad del nivel estimado por los economistas privados.

La oposición bloqueó el presupuesto 2011 preocupada por la subestimación de los datos económicos y podría intentar cambiar el proyecto para el 2012, aunque diversos analistas políticos creen que hay poco lugar para obstaculizar a Fernández debido al apoyo popular con el que cuenta.

Si el presupuesto no es aprobado antes del 10 de diciembre, podría acordarse una sesión legislativa especial con el nuevo Congreso ya en funcionamiento, en el que el oficialismo recuperaría la mayoría -en las dos cámaras-, lo que facilitaría la aprobación del proyecto, según los expertos.

"Podría darse (una sesión especial), pero dudo que la necesiten", dijo Roberto Starke, un consultor político.

(1 dólar = 4,4275 pesos)

Reporte adicional de Guido Nejamkis; Escrito en español por Juliana Castilla y Nicolás Misculin, Editado por Inés Guzmán

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below