Bonos EEUU suben por demanda de seguridad ante crisis en Europa

martes 30 de noviembre de 2010 12:31 ART
 

NUEVA YORK, nov 30 (Reuters) - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subían el martes por un retorno del apetito por activos seguros, en medio de la constante preocupación por la crisis de deuda en la zona euro.

Sin embargo, analistas señalaron que la publicación de indicadores económicos clave en los próximos días podría limitar la demanda por la deuda estadounidense.

"Hemos visto más debilidad en Europa. El vuelo hacia la calidad parece estar de regreso", dijo Dominic Konstam, estratega de Deutsche Bank en Nueva York.

El bono de referencia a 10 años US10YT=RR subía 16/32 en precio para rendir un 2,77 por ciento, mientras que el papel a 30 años US30YT=RR avanzaba 1-01/32 y rendía un 4,08 por ciento.

Los problemas en Europa también provocaban una fuerte ampliación en el mercado de swaps de tasas de interés a dos años, dado que el costo para que las firmas europeas accedan a financiamiento en dólares subía.

Las compras de deuda de la Reserva Federal también han ayudado a impulsar los precios esta semana, mientras que las adquisiciones por parte de inversores de bonos de largo plazo de cara al fin de mes profundizaban la demanda.

Sin embargo, los analistas advierten que las ganancias podrían revertirse con facilidad, en un contexto de alta volatilidad y antes de la divulgación de cifras económicas clave, como el informe de empleo en Estados Unidos el viernes.

"Si las cifras vienen fuertes, hay riesgo de que (los rendimientos) suban", dijo Konstam del Deutsche.

Los bonos cedieron parte de su avance tras un dato que mostró un crecimiento mayor a lo esperado de la actividad manufacturera en la región central del país.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento de Chicago (ISM por su sigla en inglés) dijo que su índice sobre la actividad empresarial de la región subió en noviembre a 62,5 desde 60,6 en octubre, superando las expectativas de los analistas.

Un sondeo de Reuters mostró que los gerentes de fondos de Estados Unidos aumentaron su exposición a las acciones y redujeron gradualmente sus posiciones en bonos por tercer mes seguido, ante señales de una mejoría en la economía.